AudioLuthier

Crisis del capitalismo

176 mensajes en este tema


Dejé de leerlo cuando dice "Fascistas Estadounidenses".. y del auto atentado de las torres gemelas. Ademas tiene una cierta inclinación hacia Rusia como el salvador del mundo. Como lectura ficcion esta bueno, y buena parte de lo que dice es cierto, como el nuevo orden economico, eso esta claro, pero en otros como que se nota su fanatismo.



x2...


el pasquín es como esos documentos que leían y aprendían de memoria en las clases de adoctrinamiento de izquierda... jajaja Sólo faltó decir que la gloriosa lucha del pueblo Cubano tiene a los americanos de rodillas!

Ahora bien, el atentado tampoco me lo creo. Nunca me han mostrado partes (ni siquiera fotos trucadas) de esos aviones que se estrellaron contra el Pentágono. Y cuando Rumsfeld va al jardín infantil y, casi con una sonrisa, le dice al oído a Bush lo de los ataques y éste asiente con la cabeza y sigue ahí como si nada... nóoo... esa huevá no me la trago.

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

comprendo la dilecta sensibilidad proestadounidense estimados, pero que los arboles no les impidan ver el bosque... :rolleyes:

lo poco que entiendo del articulo es que la correlacion de fuerzas interimperialistas capitalistas y antagonicas esta en pleno desarrollo y aunque sea desagrabable reconocer es el bloque rusia china la ha puesto los paños frios hasta el momento mientras usa otan ya han hecho bolsa una serie de paises.

lo otro , el deslizamiento hacia el facsimo y el estado policial en usa no es ningun secreto despues de la patriot act de 2001.

por ultimo, mucha gente tiene serias dudas sobre los atentados y efectos del 9/11 o alguien que me explique en forma creible por que se cayo o demolio espontaneamente el edificio número 7 al lado de las torres gemelas y al que no impacto ningun avion.

http://es.wikipedia.org/wiki/Movimiento_por_la_verdad_del_11-S

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios
El problema es que cuando alguien escribe y así por decirlo ofende o le pone adjetivo a un pueblo entero, para mi, deja de tener validez. El tipo iba bien con la explicación de contexto y datos económico, pero es necesario decir Fascistas?.. porque ese afán de ofender, cuando las ideas son mas creíbles sin que se note su inclinación. De echo muchas de las cosas que dice y como ha estado sucediendo lo encuentro lógico, al final del día tiene que haber un cabrón en el mundo que mande, siempre ha sido así.

Lo de los atentados, hay miles de teorias, pero para mí son puro humo, y eso que en ningun caso soy pro gringo, pero se pasan.. si hasta han dicho que fueron los aliens.. seamos serios. Ahora, aqui no va pasar nada, Rusia seguirá anexando territorios, USA va seguir metiendose en el medio oriente y China va seguir en lo suyo y no metiendose con nadie... llegaremos a un punto sin retorno?.. no creo, hablando de una tercera guerra?.. Putin no es tan loco, los estadounidense tampoco, y China... bueno China sigue haciendo un trabajo low-profile creciendo.
0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios


El problema es que cuando alguien escribe y así por decirlo ofende o le pone adjetivo a un pueblo entero, para mi, deja de tener validez. El tipo iba bien con la explicación de contexto y datos económico, pero es necesario decir Fascistas?.. porque ese afán de ofender, cuando las ideas son mas creíbles sin que se note su inclinación. De echo muchas de las cosas que dice y como ha estado sucediendo lo encuentro lógico, al final del día tiene que haber un cabrón en el mundo que mande, siempre ha sido así.

Lo de los atentados, hay miles de teorias, pero para mí son puro humo, y eso que en ningun caso soy pro gringo, pero se pasan.. si hasta han dicho que fueron los aliens.. seamos serios. Ahora, aqui no va pasar nada, Rusia seguirá anexando territorios, USA va seguir metiendose en el medio oriente y China va seguir en lo suyo y no metiendose con nadie... llegaremos a un punto sin retorno?.. no creo, hablando de una tercera guerra?.. Putin no es tan loco, los estadounidense tampoco, y China... bueno China sigue haciendo un trabajo low-profile creciendo.



Eso es como la definición de ser políticamente correcto... pero como político... sin decir mucho... laugh.gif

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios


Eso es como la definición de ser políticamente correcto... pero como político... sin decir mucho... laugh.gif




cuando habla de fascismo en USA entiendo que se refiere al reeeegimen y la casta gobernante, el pueblo, bueno ya la palabra "pueblo" tiene mucha carga filozurda pero en fin el pueblo usamericano en general no tiene idea de lo que su gobierno en nombre de ellos hace extra territorialmente en pos de la "seguridad nacional".

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios
Un ladrillo pal que no le de paja leer:

La "guerra al terrorismo" cuyo objetivo es desencadenar una tercera guerra mundial

Robert Bibeau
Les 7 du Québec

Traducido del francés para Rebelión por Caty R.


La problemática de los conflictos internacionales

Para entender la política nacional e internacional –ambas están enlazadas- es necesario estudiar la economía y después aplicar esos conocimientos a la política. Hay que plantear la cuestión ¿Cuáles son los intereses en un conflicto regional o mundial?, lo que debería llevar a preguntarse ¿Qué clases sociales actúan en el conflicto y qué intereses económicos defienden? Estas son las preguntas a las que intentaremos responder (1).

La hipótesis que preferimos es que la alianza de los trust financieros internacionales –asociados con varios gobiernos imperialistas dominantes- actúa entre bambalinas para preservar la forma de producción capitalista. Para ello cada una de las alianzas imperialistas maneja su política regional e internacional enfrentándose a las otras alianzas e intentando enfeudar a las fuerzas nacionalistas de las clases burguesas y proletarias de los países sometidos a esos conflictos. Veremos que la clase trabajadora tiene muy poco papel en esas intrigas a pesar de ser el sujeto fundamental.

Dos axiomas complementarios

Las claves para comprender los recientes acontecimientos económicos y políticos internacionales son, por una parte, admitir que la economía gobierna la política y raras veces lo contrario. De este primer axioma deriva el segundo, que estipula que los poderes financieros mundiales dirigen las potencias de la política internacional, las cuales deben garantizar que las clases sociales vayan derechas por los caminos que les asignen. Dichos caminos de austeridad pueden conducir hasta resignarse al sacrificio final dictado por los generales y llegar incluso a la muerte para mantener este sistema económico depravado.

Una vez admitidos estos axiomas es fácil desenredar la complicada madeja de intereses entrecruzados, así como la mezcolanza de teorías «del complot» que se disputan el escenario en el teatro político internacional.

Histórico del nacionalismo chovinista «islamista»

Desde 1979, desde la revolución iraní dirigida por el ayatolá Jomeini, la religión musulmana se convirtió en un factor de identidad muy poderoso enlos estados-nación donde causan estragos dicha religión y la explotación neocolonial. En la mayoría de esos países las burguesías nacionalistas locales consiguieron amalgamar sus múltiples intereses sirviéndose de ese denominador común, que permite apaciguar las relaciones de clases y a veces incluso movilizar a los populachos locales que viven en condiciones de producción arcaicas (semifeudales) para librar guerras fratricidas que afectan al reparto de las prebendas tras la liquidación de los recursos nacionales.

De esta forma se movilizó a Irak (suní) contra Irán (chií) a una guerra de ocho años que costó un millón de muertos en cada bando. Carne de cañón trabajadora para forzar un realineamiento político y económico por parte de la burguesía iraní disidente (2). Se entiende que las potencias imperialistas occidentales manejaban los hilos entre bambalinas animando a Sadam Hussein a destruir Irán, que se atrevió a utilizar el nacionalismo chií para alejarse de sus antiguos amos occidentales. Irán impulsó el enfrentamiento hasta el punto de sugerir que se podría sustituir el petrodólaren el mercado del oro negro (3). Desde la firma del acuerdo sobre el expediente nuclear iraní se entiende que si Irán sabe desembarazarse de esas enemistades podrá unirse a la comunidad de estados autorizados por el imperialismo globalizado (4).

El integrismo en Afganistán

Fue lo mismo cuando la burguesía izquierdista afgana intentó tomar el control de sus recursos para venderlos al mejor postor, llegando incluso a firmar acuerdos de defensa con el bloque imperialista soviético. Inmediatamente los feudales nacionalistas musulmanes afganos, entre ellos los talibanes, fueron reclutados por Al-Qaida, financiada por la CIA, para erradicar a esa banda de nacionalistas –laicos- sometidos a los intereses del otro bando imperialista. Desde entonces los estadounidenses resultaron cazados. Los talibanes recuperaron el control de su país y la población afgana regresó al yogo de sus amos nacionalistas islamistas tras 30 años de una guerra terrorista sanguinaria perpetrada por los aviones y los drones de la OTAN.

La guerra civil en Líbano y en la Palestina ocupada

La guerra civil libanesa fue otra demostración de la utilización del nacionalismo islamista para descalificar a un clan y promover a otro bajo múltiples escudos de armas religiosos-nacionalistas (Chií, suní, cristiano, druso). Hizbulá, la mayor organización nacionalista chií, salió ganadora del enfrentamiento. Pasó lo mismo en guerra de los clanes religiosos en Palestina, donde la burguesía suní acabó desacreditando a las facciones burguesas laicistas miembros de la OLP. La burguesía nacionalista de Hamás, suní, se impuso como portavoz de la burguesía palestina ansiosa por acordar un reparto de las tierras disputadas con las facciones religiosas judías en el poder en Tel Aviv. Es interesante señalar, de paso, que el poder imperialista israelí, industrializado y occidentalizado, no supo escapar del imperativo del nacionalismo religioso chovinista, atrapado en medio de ese océano nacionalista-religioso en la confluencia del norte de África y Oriente Próximo (5).

Argelia bajo los golpes del FIS y el FLN

También Argelia ha conocido las crispaciones islamistas por parte de las facciones burguesas reaccionarias que fueron excluidas del reparto del poder político –de adorno- tras la guerra «de independencia» que dirigió la burguesía nacionalista laica (pseudosocialista). Hay que señalar que los grupos religiosos no contribuyeron gran cosa durante la «guerra nacional de independencia» (sic). En cualquier caso la población argelina, en la miseria y muy frustrada por los resultados del Gobierno «independiente», escuchó con agrado los llamamientos a la revolución de las oportunistas facciones islámicas nacionalistas. Lo que la pequeña burguesía argelina exiliada en París y Montreal no le perdona. Sin embargo fue la clase trabajadora argelina, la que siempre está bajo el yugo de los potentados nacionales –laicos o islamistas- la primera que sufrió la guerra civil de 15 años entre las facciones nacionalistas islamistas (FIS) y las facciones terroristas agrupadas en el FLN nacionalista, laico y pseudosocialista (6). La mismo que en Túnez y en Marruecos, cuyo peso económico es marginal en los negocios internacionales y donde las facciones nacionalistas fueron detenidas, encarceladas o fusiladas antes de haber podido incrustarse de en poder.

El islamismo integrista en Turquía, la aliada de la OTAN

En Turquía, desde Ataturk, la burguesía nacionalista chovinista, más o menos como en Siria y en Egipto, estaba consolidada al mando del aparato de Estado capitalista. Sin embargo este país, como Egipto, está en vías de industrialización acelerada lo que provoca –la crisis económica sistémica también repercute aquí- enfrentamientos obreros y levantamientos populares que asustan mucho a la burguesía nacionalista chovinista islamistaaislada en la época de Ataturk. Esta fracción de la clase burguesa que había hecho del islamismo su fondo de comercio vuelve a la superficie para reclamar su parte del legado otomano. La nueva Turquía «islamista» juega dócilmente su partición en el concierto de las nacionales y maniobra en la región. Por lo tanto está poco preocupada por los ataques «yihadistas», al menos hasta ahora. El ataque que acaba de perpetrar, por orden de la OTAN, contra los cazas rusos lo demuestra ampliamente (7). Estados Unidos y la OTAN dejan que esa burguesía podrida masacre a sus nacionalistas kurdos mientras fomentan la disidencia nacionalista de los kurdos de Irak y de Siria sembrando la confusión en esa región sangrante del mundo. Nos preguntamos para quién actúa Thierry Meyssan cuando pretende que: «Con una mano el Gobierno francés moviliza todos sus medios para focalizar a la población sobre los atentados del 13 de noviembre y después sobre la Cop21. Y con la otra aprovecha la falta de atención general para lanzar con Israel una nueva guerra en Irak y en Siria. Su objetivo ya no es derrocar al régimen laico sirio ni destruir su ejército, sino crear un estado colonial a caballo entre Irak y Siria, dirigido por los kurdos, con el fin de atenazar a los estados árabes. El sueño del poder israelí del Nilo al Éufrates ha vuelto» (8).

Francia e Israel no están en absoluto al mando de las guerras de Oriente Próximo, las dirige el Estado Mayor estadounidense con mucho cuidado de arreglarse con su nuevo aliado iraní, muy poderoso en el golfo Pérsico. Irán no dejará que se partan Irak o Siria. Tolera al Kurdistán, pero solo de momento. Los capitalistas israelíes deben de estar muy desesperados para conchabarse con el Elíseo, cuya aviación fue incapaz de asesinar a Muammar Gadafi sin el apoyo logístico y la intervención decisiva de la aviación estadounidense. Los imperialistas franceses deben de estar muy desesperados para conchabarse con los «fracasados» del ejército israelí, muy capaces de masacrar a la población civil palestina pero incapaces de enfrentarse a Hizbulá (9).

Los Hermanos Musulmanes en Egipto

El Egipto de Mubarak hacía buena pareja con los Hermanos Musulmanes desde hacía mucho tiempo. El país fue sometido a una revuelta, primero popular y después trabajadora, de gran envergadura, no para lograr el derecho de voto para elegir a un nuevo dictador, sino para conseguir el derecho a vivir decentemente. Al contrario de lo que pretenden algunos comentaristas, las revueltas populares fueron reales y la represión sanguinaria. Sin embargo las facciones burguesas nacionalistas, con las religiones musulmana y copta de fondos de comercio, se asustaron a la vista de la sucesión de levantamientos populares duramente reprimidos por el ejército, lo que las llevó a aceptar el mantenimiento de clan despótico de Mubarak (sin Mubarak) y a restablecer el poder a los militares sin desencadenar acciones terroristas en el extranjero. Sin embargo los Hermanos Musulmanes egipcios, nacionalistas religiosos chovinistas, siempre han mantenido una rama de Al Qaida en el Sinaí como una espada de Damocles sobre la cabeza del poder militar de El Cairo. La Cofradía espera que la situación nacional e internacional se calme antes de reclamar el poder que las urnas burguesas le concedió (10).

El islamismo integrista en el imperio saudí

Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos y Jordania juegan la carta nacionalista wahabí extremista desde hace mucho tiempo. Dado que esos países arcaicos –donde las fuerzas de producción feudales flojean bajo la presión de las fuerzas productivas sociales- se pliegan escrupulosamente al reparto de las regalías petroleras y al uso del petrodólar en el mercado del oro negro, no es necesario crear disturbios sociales-religiosos para mantener la adhesión evidente de esos Estados. Esta coyuntura está demostrada por la relativa quietud en la que viven esos países, comanditarios de las bandas de mercenarios «yihadistas» que castigan los países limítrofes. Las brigadas «yihadistas» saben que no deben morder la mano que las alimenta. Otra cosa es Yemen, donde una parte de la burguesía local de confesión chií apoyada por Irán, la nueva potencia regional, se está revolviendo contra la autoridad feudal de los antiguos vándalos parásitos. Arabia Saudí –Estado terrorista- sufre una derrota militar humillante a manos de los «yihadistas» locales. Probablemente la misma suerte reservada a las veleidades nacionalistas separatistas kurdas de Irak y Siria, que pretenden crear un Kurdistán a sueldo de los sionistas israelíes.

El integrismo islamista en Irak y Libia

Cuando la burguesía nacionalista laica de Irak intentó librarse de la tutela de las multinacionales del petróleo el amo del juego invadió el país, desmanteló el Estado iraquí y ofreció el país a pasto a los clanes nacionalistas islamistas como advertencia de lo que podría ocurrir a cualquier otro estado díscolo. La Libia de Gadafi y su banda capitalista no lo comprendieron y corrieron la misma suerte unos años después (11). Desde entonces diversos clanes de mercenarios, representantes del sufismo, garantizan la provisionalidad de ese país desgarrado y exangüe. Tras el rápido hundimiento de la clase burguesa libia los mercenarios del desierto, yihadistas a sueldo, se dirigieron al Sahel, de Sudán a Mauritania pasando por Malí. Pero que no se preocupen las potencias occidentales, solo Libia y el Sahel sufren los delitos de esos terroristas alquilados. Bajo bandera falsa yihadista se dedican a diversos crímenes de derecho común, como el comercio de esclavos y el contrabando de armas y drogas, nada que tenga que ver con el islam.

Los terroristas «yihadistas» causan estragos en Siria

El clan de Assad se aseguró el control del Estado sirio desde los años 50, en la época en que las burguesías nacionales regionales se repartieron los poderes en función de sus lealtades ideológicas, de clanes y sectoriales (industria y comercio). El territorio sirio no contiene grandes riquezas naturales, lo que limita mucho la codicia de las grandes potencias. La «comunidad internacional» (sic) consiente que Rusia –una potencia imperialista competidora- se beneficie de una base militar en Latakia, en los confines del Mediterráneo. Pero la geopolítica mundial, revolucionada por el declive del imperio estadounidense y europeo y por el auge de la lejana China –la verdadera competidora de la antigua potencia declinante- hizo necesario, a los ojos de la potencia hegemónica decadente, golpear a Rusia con el fin de alejarla de China y plegar su economía a las necesidades de las empresas occidentales. Siguió una serie de conflictos teledirigidos en Chechenia, para empezar en el Cáucaso, en los Balcanes, en Ucrania y finalmente en Siria.

Este último frente es, de lejos, el más complicado de analizar y descifrar. Los maleantes de los servicios secretos occidentales no encontraron un apoyo serio en la burguesía siria y tampoco en las jerarquías religiosas (suní, alauí, chií, cristiana) para desencadenar una guerra civil interna y someter al clan de Bachar al Assad, nacido de un compromiso entre esas diferentes facciones burguesas nacionalistas-religiosas mantenidas por su padre en un frágil equilibrio. Los servicios secretos de las potencias occidentales (Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Alemania) y las potencias regionales (Turquía, Arabia Saudí, Catar) tuvieron que transportar, entrenar, armar, financiar y proveer un ejército de mercenarios «pseudoyihadistas» reclutados entre los millones de «reservistas» errantes y desocupados llegados de 20 países en crisis (12).

En Siria se concretó el peor de los escenarios que podía imaginar el Pentágono. El clan de Bachar al Assad no ha soltado la presa a pesar de la violencia de la zarabanda. La población siria desesperada, hundida por las atrocidades cometidas por los asesinos derramados por el país, no se levantó contra el poder despótico, al contrario, consideró que el déspota era más tranquilizador que los bandidos que Occidente lanzó contra ella. Rusia, aunque rápidamente se alejó de Libia no flaqueó, menos incluso que el aliado iraní al que creía arrinconado por las sanciones internacionales y el boicot de la «comunidad internacional» (sic). Finalmente la situación sobre el terreno se deterioró para los oportunistas reunidos por la estampida, que empezaron a seguir su propia agenda. Los mercenarios «yihadistas», al plantearse si existirá otro final que una muerte inevitable, empiezan a cansarse o asustarse. Esto explica los golpes de fuerza como el de París, cuando la pelotera está entre antiguos cómplices (13). Y he aquí que el «sublugarteniente» Erdogan es enviado al frente por la OTAN, que siempre espera que esta guerra atípica se convierta en una guerra atómica (14).

El análisis oportunista de la izquierda burguesa

Geraoid O’Colmain, analista político, declaró recientemente que:

«Los ataques terroristas de los denominados grupos islamistas están orquestados en el extranjero, lo mismo que los ataques terroristas de la OTAN a Afganistán, Irak, Siria y Yemen. En particular están orquestados en el extranjero por las mismas potencias neoimperialistas y neocoloniales, Estados Unidos e Israel (…) Estos ataques constituyen una profundización de la guerra emprendida por esas potencias imperiales contra las poblaciones de Oriente Medio, de Europa y de África con el fin de dividir para reinar y así someter a todas a las potencias al “nuevo orden mundial” en construcción, un nuevo orden conducido por un puñado de dirigentes tiránicos, una élite maquiavélica (…) No existe una guerra contra el terrorismo, continúa O’Colmain, existe una guerra que utiliza a los grupos terroristas, “delegados” de dichas potencias occidentales, contra los Estados-nación que resisten la dominación estadounidense-israelí y para “disciplinar” a las poblaciones trabajadoras de Europa, de África y de Oriente, con el fin de someterlas al dictado de las citadas potencias que desean provocar una guerra mundial entre todos los pueblos con el fin de alimentar su industria militar y armamentista. Las emigraciones forzosas de millones de refugiados constituyen una ingeniería migratoria coercitiva a expensas de los países de Europa del Este y Alemania, donde la presión se acumulará sobre los sueldos y los empleos de las masas trabajadoras locales, suscitando regionalmente grandes revueltas sociales contra los emigrantes inocentes. O’Colmain añade que no hay ni ha habido nunca guerras antiterroristas de Occidente contra la religión musulmana, puesto que esos grupúsculos terroristas pseudoislamistas son criaturas de los servicios secretos occidentales, Al Qaida es el ejemplo típico al respecto, concluye el analista» (15).

En este sucinto párrafo el analista condensa la teoría del «complot» que encanta a la izquierda burguesa y trata de acreditar al respecto la sucesión de ataques terroristas que agobian a ciertos países desde hace decenios. Muchas afirmaciones de este especialista son verídicas, pero muestran un sofisma en cuanto que acreditan la teoría de un complot dirigido por la alianza israelí-estadounidense para construir el nuevo orden mundial (sic) ignorando la responsabilidad de las burguesías nacionalistas chovinistas europeas y mundiales. De esa constatación O’Colmain deduce que para enfrentarse tanto a las actividades de baja intensidad cometidas por errantes, bandidos y retornados de baja estofa, como a las actividades terroristas de gran envergadura perpetradas por generales con la ayuda de portaaviones, cazas, drones y enormes bombarderos, hay que derribar a todas las burguesías nacionales, a cada una en su casa, en los países traseros neocolonizados e islamizados, así como en los países industrializados e imperialistas.

No existe un posible nuevo orden político mundial. Un nuevo orden político mundial solo puede basarse en un nuevo modelo de producción que hay que construir. Y lejos de ver la emergencia de un nuevo modo de producción estamos viendo marchitarse el antiguo medio de producción capitalista dispuesto a lanzar a la humanidad a una guerra nuclear apocalíptica antes que desaparecer.

La propaganda oficial sobre el terrorismo «islamista»

La editorialista del diario l’orient-Le Jour resume así la posición oficial que los medios dominantes deben propagar con respecto a los sucesos imputados:

«Los sucesos regionales e internacionales parecen precipitarse. Líbano, Francia y Malí, tres países en tres continentes distintos han sido golpeados en ocho días por el terrorismo islamista, que parece extender sus tentáculos de odio por todas partes y amenaza a nuevas capitales con agresiones del mismo tipo (en particular a Bruselas). El mundo entero se moviliza contra el Estado Islámico y los franceses efectúan ataques precisos e intensivos. Lo que por otra parte suscita una pregunta elemental: ¿Qué hace ahora la coalición internacional, dirigida por Estados Unidos, que declaró la guerra al Estado Islámico hace un año y medio? El caso es que en pocos días la opinión pública internacional ha cambiado y empuja a los dirigentes de todo el mundo a actuar contra esa organización terrorista» (16).

Lo inquietante de esta serie de argumentos es que sin detenerse a responden a la importante cuestión que plantea, la periodista se apresura a afirmar que la situación ha cambiado y que ahora la opinión pública internacional empujará a los dirigentes de la «comunidad internacional» a actuar (!). La perorata de la redactora forma parte de la intoxicación mediática extremista. Da a entender que Estados Unidos y sus aliados han declarado la guerra a los terroristas mientras numerosas informaciones señalan que son esas mismas potencias coaligadas las que reclutan, financian entrenan, arman y apoyan de todas las formas imaginables a esos «pseudoyihadistas», la mayoría pobres y sin medios de subsistencia de los cuales 100.000 habrían muerto desde hace cuatro años en Siria y cuyos efectivos se mantienen en 30.000 combatientes activos gracias en particular a la ayuda occidental.

El cronista René Naba añade y acusa:

«[En segundo lugar la responsabilidad incumbe al Gobierno francés] no solo en Libia y en Siria, sino también por su silencio mortal en Yemen, su alianza privilegiada con el reino saudí -la incubadora absoluta del yihadismo errático degenerativo- y con su aprendiz Catar; con la Meca de la cofradía de los Hermanos Musulmanes -la matriz de todas las organizaciones radicales yihadistas de Al Qaida y Jabhat An Nosra- y por último, pero no menos importante, con Turquía, el timón regulador de los yihadistas en el plano militar, al mismo tiempo que principal proveedor del flujo migratorio con destino a la Unión Europea inmersa en la crisis sistémica de su economía» (17).

Los servicios secretos incluso no disimulan sus actividades de apoyo al Estado Islámico.

«Los servicios secretos franceses habrían alentado a más de 3.500 islamistas franceses radicales a ir a Siria (…) a derrocar al régimen sirio o a morir en el terreno. La idea de regresar al territorio francés no se contempla (…) Según las cifras avanzadas habría más de 10.000 combatientes de nacionalidad europea que luchan bajo la bandera del Estado Islámico» (18).

El presidente Vladimir Putin, cuyo aliado sirio está en el ojo del huracán, declaró que tiene pruebas de que 40 personalidades de los negocios internacionales procedentes de países miembros de la coalición anti-Estado Islámico le financian directamente (19). Las informaciones tienden a demostrar que el jefe del Estado Islámico es un agente comprobado de la CIA (20). Ahora se reconoce que el hijo del presidente turco, Erdogan, coordina el comercio del petróleo que recoge el Estado Islámico en los pozos de Irak y Siria, contribuyendo así a la financiación del Estado odioso.

«Una serie de pruebas tiende a demostrar que Catar compró a Ucrania material militar antiaéreo de vanguardia por cuenta del Estado Islámico. La operación se desarrolló a finales de septiembre de 2015, justo antes de la intervención militar rusa contra la organización terrorista. Fue aprobada por la embajada de Estados Unidos en Doha. El material se transfirió vía Bulgaria y Turquía. Oficialmente Catar, Ucrania, Estados Unidos, Bulgaria y Turquía luchan contra el Estado Islámico» (21).

Finalmente la desconfianza es tan grande frente a las autoridades gubernamentales que algunos se preguntan si no será el propio Estado burgués el que habría organizado, orquestado o dejado que se organizasen esos atentados «de falsa bandera» en el corazón de París (22). Obviamente el gran capital internacional no va a crear las condiciones de una conjuración y aunque se levanten voces reclamando la guerra son más numerosas las personas que protestan por la propaganda de los medios de comunicación a sueldo y llaman a desconfiar de las autoridades gubernamentales.

El objetivo es la guerra

Quemando etapas, probablemente por exceso de entusiasmo, un experto en asuntos iraquíes se fue de la lengua y reveló sin ambages:

«Teniendo en cuenta la experiencia de Irak veo con bueno ojos, como lo ven desde Irak y ahora seguramente desde París, a raíz del acercamiento reciente entre Putin y Obama, la tendencia cada vez más fuerte a favor de una alianza unificada al estilo de la que se constituyó para acabar con el nazismo. Y ahora que París está de luto cada vez más responsables políticos y geoestrategas militares ponen lúcidamente por delante la eficacia operativa de los golpes rusos que, en una semana, han tenido más impacto que los estadounidenses en un año. A pesar de las fuertes reticencias de estos últimos, aparentemente movidas como siempre por el nuevo orden mundial proclamado y decretado desde 1991 por Bush padre, parece que la proeza militar tiene una explicación que va más allá de la fuerza ejercida: esos mismos rusos consiguieron, sobre todo, integrar a las autoridades iraquíes, iraníes y sirias en torno a una estructura única de coordinación de inteligencia anti-Estado Islámico con sede en Bagdad» (23).

Queda claro que el gran capital mundial quiere arrastrar a todo el mundo, reeditar la hazaña de 1940. Volver a crear la internacional apocalíptica bélica con el fin de lanzar a los trabajadores de los distintos países unos contra otros en un inmenso holocausto mundial para el reparto de las zonas de recursos, los mercados y los sectores de producción de plusvalía. El especialista iraquí simplemente no ha entendido que la alianza no puede estar dirigida por dos potencias hegemónicas competidoras, Estados Unidos y Rusia. ¿Contra quién se dirigiría esa alianza de enemigos? ¿Contra un Estado fantasma que posee algunas armas suministradas por sus enemigos, financiado por sus antiguos patrocinadores unidos contra él y sus 30.000 combatientes ya desarmados? En 1940 las potencias del Eje alinearon a casi 15 millones de soldados armados hasta los dientes y bien entrenados… Seguramente la alianza reaccionaria que se está construyendo no apunta al Estado Islámico fantoche, ¿adónde apunta?

Jacques Attali también publica sus fantasías y en sus ensoñaciones más lúcidas el exasesor de François Mitterrand ve una tercera guerra mundial en preparación cuyo desencadenamiento prevé en 2030 (24). Para evitarla propone la creación de un supraestado de derecho mundial, la creación de un nuevo orden mundial, la manía de los bohemios de la izquierda burguesa. La ONU de alguna manera, más autoritaria y firmemente anclada en manos de los magnates de las finanzas internacionales, sometiendo a miles de millones de trabajadores bajo el látigo del trabajo asalariado. En resumen el sirviente propone dar a los que fomentan la próxima guerra un instrumento complementario para llegar a sus fines.

El experto Patrick Martin anuncia que:

«El complejo militar y de inteligencia estadounidense está comprometido en preparativos sistemáticos para la Tercera Guerra Mundial. Para el Pentágono un conflicto militar con China y/o Rusia es inevitable y esa perspectiva se ha convertido en la fuerza motriz de su planificación técnica y estratégica» (25).

Para hacer la guerra –y más si es la guerra mundial- hacen falta muchas armas. En noviembre de 2015 el investigador Jules Dufour, del grupo Mondialisation, publicó un artículo titulado Le réarmement planétaire en el que señalaba que

«El mundo cada vez está más militarizado. Los gastos militares aumentan sin cesar en muchos países. Más de 5.000 millones de dólares diarios se dedican a la guerra o a su preparación. Los gobiernos están absolutamente sometidos a las exigencias de los lobbies militares (…) Hay 640 millones de armas ligeras diseminadas por todo el mundo (una por cada diez personas). La producción de cartuchos militares es de 14.000 millones anuales (…) Los gastos militares mundiales llegaron a 1,747 billones de dólares en 2013, lo que equivale al 2,4% del PIB mundial» (26).

El especialista Larry Chin comenta:

«Esta crisis apocalíptica no es una guerra “contra el terrorismo”, sino una guerra “de” terrorismo librada por terroristas, dirigida por terroristas y criminales de guerra psicópatas que se ponen al margen de la ley. No tienen en absoluto la intención de acabar con el terrorismo. De hecho es todo lo contrario: los ejércitos terroristas de Occidente son una gran ventaja utilizada para infiltrar y desestabilizar, para derrocar a los regímenes que la OTAN quiere alinearse, para invadir y conquistar. Y hunden uno tras otro: primero Irak y Libia, después los sucesos actuales en Siria, todo para la lograr ambiciones aún más amplias. La “guerra contra el Estado Islámico” incluso no concierne a este grupo, a pesar de las atrocidades que cometen estos asesinos. Esta guerra es, y siempre será, una guerra mundial entre superpotencias que enfrenta a Occidente con Rusia y China y en cualquier parte donde decidan los intereses occidentales y sus grandes empresas, bien sean geoestratégicas o centradas en los recursos» (27).

Conclusión

Solo se puede añadir que todo se está tramando para lanzar a las masas proletarias a la guerra total. En realidad una guerra mundial solo puede enfrentar a dos enemigos irreconciliables que luchan por la supervivencia. Es decir, el conflicto enfrentaría a la Alianza Atlántica imperialista, dirigida por el «eje del bien» estadounidense, con la alianza asiática dirigida por China y Rusia, como predijo Samuel Huntington en su libro El choque de las civilizaciones (28). Eso significaría que las burguesías nacionalistas chovinistas habrían ganado su apuesta de movilizar a las masas proletarias para que se maten entre ellas en una guerra por el reparto de los recursos, de los mercados y de los sectores de producción de plusvalía, fuente de todos los beneficios. Una vez acabase esta nueva guerra la carne de cañón trabajadora regresaría a su esclavitud laboral (29).

Pero ese conflicto internacional podría enfrentar a otros dos grandes enemigos todavía más irreconciliables, la gran burguesía mundial y lo que quedaría de sus aparatos estatales con el proletariado internacional para la erradicación del modo de producción capitalista y la creación de un nuevo modo de producción comunista.

Notas:

(1) Robert Bibeau (2015) L’intégrisme islamiste contre le national chauvinisme

(2) http://www.histoire-pour-tous.fr/guerres/3202-la-guerre-iran-irak-1980-1988.html

(3) Robert Bibeau (2015) La guerre des monnaies

(4) Robert Bibeau (2015) Le ralliement de l’Iran par les accords sur le nucléaire

(5) Robert Bibeau. (2015) La «question nationale» palestinienne, bourgeoise et réactionnaire

(6) http://www.20minutes.fr/monde/151104-20070411-15-ans-guerre-civile-algerie

(7) http://www.lefigaro.fr/actualites/2015/11/24/01001-20151124LIVWWW00087-en-direct-avion-russe-abattu-Turquie-Syrie-s-24-avion-de-chasse-abattu.php

(8) Thierry Meyssan (2015). La France et Israël lancent une nouvelle guerre en Irak et en Syrie

(9) Salvo por las masacres que la burguesía israelí organiza regularmente contra los resistentes nacionalistas palestinos en los campos de concentración de Cisjordania y Gaza.

(10) Robert Bibeau (2012) Le «Printemps arabe» bilan d’un avortement

(11) Robert Bibeau (2011) La lutte de libération néocoloniale du peuple libyen se poursuit

(12) http://www.les7duquebec.com/actualites-des-7/colere-et-lucidite/

(13) Michel Colon (2015) J’accuse

(14) http://tempsreel.nouvelobs.com/en-direct/a-chaud/12881-syrie-helicopteres-russes-envoyes-porter-secours.html

(15) À propos des attaques à Paris le vendredi 13 novembre 2015 .

(16) Scarlett Haddad. L’Orient-Le Jour – 21/11/15. http://www.france-irak-actualite.com/2015/11/la-guerre-contre-daech-change-la-donne.html

(17) René Naba (2015) La rémission par le sang de civils innocents

(18) Complots «False flag» http://www.agoravox.tv/actualites/politique/article/attentats-de-paris-qui-tire-les-51610 y http://www.france-irak-actualite.com/2015/11/la-guerre-contre-daech-change-la-donne.html

(19) https://www.youtube.com/watch?v=Fe1Oc2eccXU

(20) Le chef de DAESH travaille pour la CIA .

(21) Andrey Fomin (2015) Le Qatar et l’Ukraine viennent de fournir des Pechora-2D (fusée sol-air) à Daesh

(22) Complots «False flag» http://www.agoravox.tv/actualites/politique/article/attentats-de-paris-qui-tire-les-51610

(23) http://www.france-irak-actualite.com/2015/11/l-intervention-russe-en-syrie-vue-d-irak.html

(24) Jacques Attali. Une 3e guerre mondiale

(25) Washington se prépare à la Troisième Guerre mondiale

(26) Jules Dufour (2015) Le réarmement planétaire

(27) Larry Chin. 19 de noviembre de 2015 Pousser les masses vers la guerre totale

(28) Samuel Huntington. (1997) Le choc des civilisations

(29) Robert Bibeau (2015) Les attentats terroristes indiquent le désespoir des capitalistes

Robert Bibeau, canadiense, es profesor, periodista y analista de economía política marxista y vive Quebec.

Fuente: http://www.les7duquebec.com/7-au-front/une-guerre-au-terrorisme-dont-lobjectif-est-la-guerre-mondiale/ Editado por AudioLuthier
0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios
Este hilo es histórico... yo siempre leo todo lo que don A.L. postea, y es claro lo premonitorios que esos copy/paste son. :lol:
0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios


Este hilo es histórico... yo siempre leo todo lo que don A.L. postea, y es claro lo premonitorios que esos copy/paste son. :lol:



:lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol:

como ente pensante qaue eres estimado pacifyer me imagino que en tu fuero interno sabes que el fascismo mas puro es lo que debemos esperar no mas o no?????

http://crashoil.blogspot.cl/

:(

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios
El fascismo no dura, se sutodestruye. Respecto al blog, las pérdidas energéticas son uno de los màs serios problemas con posible solución para cubrir la demanda.
0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios


El fascismo no dura, se sutodestruye. Respecto al blog, las pérdidas energéticas son uno de los màs serios problemas con posible solución para cubrir la demanda.



1.- el problema es que en la autodestruccion siempre se lleva a unos millines de almas por delante.

2.- no olvide revisar la paradoja de Jevons.

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

1449720406[/url]' post='329958']


1.- el problema es que en la autodestruccion siempre se lleva a unos millines de almas por delante.

2.- no olvide revisar la paradoja de Jevons.



1 sí, y aún así es parte de un ciclo vicioso político que parece ser inevitable
2 por eso las mejoras en pérdidas deben ser no sólo tecnológicas

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios


Mientras continua la espera para la "luz verde" y la destruccion de Siria como Estado-nacion; una entrevista interesante sobre el tema que esta detrás de todas las presentes y futuras guerras, Libia, Siria, Iran....

[media]http://www.youtube.com/watch?v=WnzR81VTLd4[/media]



Esa luz verde al parecer ya ha sido encendida con el pretexto de los "Terroristas". Ahora, qué es lo que pretenden las grandes naciones con esto? Me refiero cual es el próximo movimiento que harán con el país Sirio o algún otro? Por lo que se ve, esto ya parece el comienzo de la tercera guerra.

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Antes de comenzar las labores que demanda el asado de rigor en esta fecha , un ladrillo-regalo de los que acostumbro para el estimado lector que por aqui pase.

Y filiz 2016!!!!! hip... hip... hip... :rolleyes:

2015: un año más cerca del abismo

Renán Vega Cantor
Rebelión


“No es que sea pesimista, es que el mundo es pésimo”

José Saramago


“El capitalismo es una fantasía autodestructiva. Ello no sería tan grave si no destruyese, al mismo tiempo, la naturaleza, la sociedad y la sustancia antropológica del ser humano. Y si no nos hubiese situado al borde mismo de la extinción del género humano”.

Jorge Riechmann


A la hora de hacer un balance de algunos acontecimientos del 2015 nos concentramos en algunos sucesos que han tenido su epicentro en Europa, no porque creamos en una visión eurocéntrica del mundo, sino porque allí discurren procesos que marcan el camino hacia el tecnofascismo, que se impone en todo el planeta en el presente y el futuro inmediato. Entre esos sucesos vamos a hablar de tres: el clima, los refugiados y el terrorismo de Estado.

Vale recordar que el 2015 fue anunciado como el año en el que se debían cumplir los ocho objetivos del milenio, trazados en el 2000, en el seno de la ineficaz ONU, ninguno de los cuales se logró. Esos objetivos eran: erradicar la pobreza extrema y el hambre; lograr la enseñanza primaria universal; promover la igualdad de los géneros y la autonomía de la mujer; reducir la mortalidad infantil; mejorar la salud materna; combatir el SIDA, el paludismo y otras enfermedades; garantizar la sostenibilidad del medio ambiente; y, fomentar una asociación mundial para el desarrollo. Tres lustros después de tan demagógico anuncio y cuando se llegó al año escogido, las ochos promesas mencionadas pueden concebirse como un mal chiste y una burla a los pobres del mundo, puesto que, en el ámbito mundial, ninguna de ellas se hizo realidad. Y no podía ser de otra forma, en un mundo dominado por la lógica del capital, cuyo fin supremo es obtener ganancias y no satisfacer necesidades humanas, y por lo mismo no tiene ningún interés en erradicar el hambre (cuando los alimentos son una codiciosa mercancía), ni las enfermedades (un negocio dominado por las multinacionales y los países imperialistas), o preservar el medio ambiente (ahora sometido al “capital verde”)…

1

Empecemos por la noticia del año, la peor por desgracia. No es la Cumbre del Clima, ni los atentados en París, ni los “grandes logros tecnológicos” (como la producción de salmón transgénico, un verdadero crimen alimenticio), se trata de un hecho crucial para el presente y el futuro de la humanidad y de la vida en la tierra, pero que, como es habitual, queda en un plano secundario, en páginas que nadie lee. Nos referimos a que el 2015 ha sido el año más caluroso de la historia humana. La información la suministró la Organización Meteorológica Mundial (OMM), organismo que indicó que "se alcanzará el importante umbral simbólico de 1°C por encima de los niveles preindustriales, lo que obedece a la combinación de un intenso episodio de El Niño con el calentamiento de la Tierra provocado por la actividad humana". Michel Jarraud, Secretario General de esa entidad, esbozó el problema de esta forma: “"Son malas noticias para el planeta. El estado del clima mundial en 2015 hará historia por varios motivos. Será […] el año más cálido del que se tengan datos, con unas temperaturas en la superficie del océano cercanas a los niveles más elevados desde que comenzaron las mediciones. Es probable que se cruce el umbral de 1°C". Para completar, el quinquenio 2011-2015 es el más cálido desde que se llevan registros al respecto, lo que se evidencia en las numerosas catástrofes que se han sucedido en diversos lugares del planeta, tales como sequias, inundaciones y lluvias extremas. Y lo peor del caso, es que ya se vaticina con fundamento que el 2016 será aún más cálido que el 2015, con lo que se ejemplifica que el capitalismo es un claro exponente de las leyes de Murphy: todo lo que está mal es susceptible de empeorar.

2

En ese contexto de brusca alteración climática, causada por el capitalismo, en el mes de diciembre de 2015 se celebró en Paris la XXI Conferencia sobre el clima (conocida como COP21), un verdadero circo mediático, al cabo de la cual se firmó un documento por parte de los representantes de la casi totalidad de países participantes, que la gran prensa del mundo inmediatamente calificó como “un acuerdo histórico”. Este y otros calificativos ditirámbicos reflejan la felicidad que le produce a los agentes del capitalismo que se hayan impuesto los intereses de las empresas multinacionales para lucrarse con los negocios de acelerar la destrucción de la tierra.

La Conferencia despertó grandes expectativas en medio de las terribles noticias diarias que indican la magnitud del trastorno climático que está en marcha, como se pone de presente con algunos hechos contundentes: el glaciar Zachariae Isstrom, el más grande de Groenlandia, se está derritiendo en forma acelerada, cuyas consecuencias se van a notar en los próximos años, porque vierte cinco mil millones de toneladas de masa por año al Océano Atlántico, lo que va a aumentar el nivel del mar en varios centímetros; las dramáticas fotografías de un oso polar desnutrido, indican por sí solas la magnitud del deshielo en el Océano Glacial Ártico, como resultado del aumento de temperatura; los habitantes de las ciudades de China andan con mascarillas entre nubes de humo tóxico, que ya no es efímero sino permanente; miles de muertos y damnificados (entre los más pobres) en el mundo periférico, ocasionadas por bruscas alteraciones climáticas, como en Argentina, México, Colombia, los países africanos, Filipinas y un interminable etcétera.

Estos datos, entre miles, indican la magnitud de la modificación climática cuyo origen es indiscutible: el modo de vida del capitalismo, con su despilfarro de materia y energía para producir y consumir las mercancías que le generan ganancia a un sector reducido de la población mundial. La energía que ha hecho posible los avances tecnológicos y productivos del capitalismo tiene un origen fósil (carbón, petróleo, gas) y su extracción ha permitido que el planeta entero se llene de mercancías innecesarias y contaminantes, cuyos desechos abarrotan las tierras y océanos del mundo, y la energía empleada se degrade en forma de gases de efecto invernadero, GEI [entre los cuales se encuentran el Dióxido de Carbono (CO2), el metano, vapor de agua, óxido nitroso]. Esos gases son los que han elevado la temperatura de la tierra en las últimas décadas y van a incrementarle en forma drástica en las próximas décadas.

Esto significa que el responsable del trastorno climático es el capitalismo, cuya existencia pone en cuestión el futuro de millones de seres humanos y de especies animales. Sin embargo, en la Conferencia de París quedó la impresión que las alteraciones en la temperatura no tienen que ver con el capitalismo, cuyo nombre escasamente fue mencionado, a nombre de una pretendida “neutralidad climática”, término que se impuso en la Cumbre.

De ahí que en el acuerdo final haya salido ganando el capitalismo, porque no es un pacto vinculante, es decir, queda al libre albedrio de las principales potencias capitalistas del mundo que, a su vez, son las más contaminantes. En el acuerdo se estipula que se empezará a aplicar en el 2020 y no de manera inmediata, como si cinco años fueran poca cosa, ante la catastrófica situación climática. Se planteó como objetivo que hacia el año 2100 la temperatura aumente en menos de 2’C, un incremento que es de por sí destructor de los ecosistemas y diversas formas de vida. Se acuerda que la reducción en gases de efecto invernadero en cada país será voluntaria, y no existen mecanismos para obligarlo a cumplir sus compromisos de disminución de emisiones. En términos económicos se dispuso que los países capitalistas “desarrollados” deben suministrar una cifra de cien mil millones de dólares a los países “en desarrollo” para ayudarlos a disminuir sus emisiones de GEI. Una cifra ridícula si se recuerda que la misma ONU señala que para acabar con el hambre en el mundo se necesitan 270 mil millones de dólares, o que el dinero que se guarda en los paraísos fiscales corresponde a unos 6 billones de dólares, como quien dice 60 veces lo que se aprobó en París.

Entre los acuerdos demagógicos, para la galería, se encuentra el anuncio de descarbonizar la economía –es decir, dejar de usar energías de origen fósil- y de reemplazarlas por energías limpias, cuando al mismo tiempo los patrocinadores de la Cumbre fueron empresas petroleras y en el acuerdo final fueron excluidos el transporte marítimo y aéreo, como si estos no estuvieran entre los sectores que más queman energías fósiles ya que generan el 10% de las emisiones de GEI. Además, queda sobre el tintero la perspectiva de continuar con lo que se aprobó en Kioto de seguir contaminando a cambio de mitigar con acciones encubridoras, como, por ejemplo, producir GEI en industrias a base de carbono, pero sembrar bosques en otros lugares.

En fin, lo “histórico” de la Cumbre Climática de París radica en que hubo un consenso mundial para permitir que el capitalismo siga modificando la temperatura del planeta, o sea, destruyéndolo sin obstáculos a la vista. De esto no cabe la menor duda puesto que hoy está claro que el 2015 es el año más cálido de la historia humana, como lo indicamos líneas arriba. Esto demuestra, como lo ha dicho Slavoj Zizek, que es más fácil imaginar el fin del mundo que el fin del capitalismo.

3

En pleno siglo XXI, tan solo 25 años después de la caída del Muro de Berlín y de la disolución de la Unión Soviética, cuando se había anunciado el comienzo de una nueva era, de paz, prosperidad y democracia para el conjunto de pueblos del viejo continente, emerge la peor crisis de refugiados y desde la Segunda Guerra Mundial. Que lejanos parecen los tiempos en que se cantaban loas triunfales, porque se había derrumbado el Muro de Berlín y eso permitía la libre movilidad de los habitantes del Este hacia el Oeste de Europa. Es bueno recordar que en 1989 el gobierno de Hungría desencadenó la crisis que tumbaría el Muro cuando permitió que a través de su territorio pasaran los alemanes del este hacia el oeste, vía Austria, al abrir las fronteras con ese país. Hoy, escasos 27 años después esa misma Hungría es la que prohíbe el paso de los migrantes que vienen del oriente medio, a los cuales reprime brutalmente y ha ordenado la construcción de un muro (a ese sino se le llama de la Infamia) en su frontera con Serbia, que tendrá una extensión de 175 kilómetros de largo, y una altura de cuatro metros. Resulta sintomático recordarlo, algo que hoy nadie quiere hacer, porque ya no son los tiempos épicos del fin del bloque soviético, sino de los crujidos del capitalismo realmente existente, que el 2 de mayo de 1989 se dio la orden a los soldados húngaros (de un país que todavía se declaraba como socialista) de demoler la alambrada que separaba la “civilizada” Europa del oeste, de la vetusta Europa del Este, a la que se le anunciaba que desde ese momento se modernizaría y los muros serían cosa del pasado.

Hoy ese anuncio nos suena como una quimera, como si fuera una ficción que se hubiera soñado hace siglos, porque Hungría acaba de disponer que se levanten alambradas –frente a las cuales el Muro de Berlín parece un juego de niños–, cuya construcción se ha iniciado el 13 de julio de 2015. Tenemos entonces un nuevo muro de la infamia en pleno centro de Europa, Muro que, por supuesto, no tendrá la propaganda mediática opositora en el mundo bienpensante de Occidente como si lo tuvo siempre el Muro de Berlín. En Hungría domina un gobierno conservador que, como en otros lugares de Europa, tiene un discurso xenófobo contra los refugiados, y por eso ha llenado de carteles de propaganda todo el país con el lema “Si vienes a Hungría, ¡no puedes quitarle el trabajo a los húngaros!”.

Pero la iniciativa de construir el nuevo muro en Hungría no es original de los gobernantes de ese país, puesto que en Europa Occidental están interesados en construir esa barrera, como lo ha manifestado abiertamente el gobierno de Austria, que ha enviado a muchos policías para que ayuden a erigir el muro en la frontera con Serbia. Alemania está muy preocupada por los desterrados que atraviesan el Este de Europa, si se tiene en cuenta que por Hungría ha aumentado en casi un mil por ciento en la cantidad de entradas ilegales con respecto al 2014 y en forma soterrada apoya el Muro de Hungría.

El Muro que se levanta en la frontera húngara no es el primero que se construye tras el derrumbe del de Berlín, puesto que ya existen otros en las fronteras de Grecia y Bulgaria con Turquía. En Bulgaria se terminó un primer tramo de 20 kilómetros en septiembre de 2014, de una barrera que tendrá unos cien kilómetros de extensión. Bulgaria quiere mostrarse como buen alumno de la Unión Europea y ser admitido en el Acuerdo Shengen, y en consecuencia presume de aplicar al pie de la letra todos sus dictados, entre ellos el de impedir que los refugiados entren a Europa. Por su parte, Grecia ha construido un muro de 10 kilómetros que tapona el curso del Río Evros, la frontera natural con Turquía, una zona que además patrulla Frontex, la agencia europea de control exterior.

Europa en lugar de crear puentes de comunicación con otros continentes y territorios erige nuevos muros de la vergüenza, que lo convierten en un continente amurallado.

En Europa se ha erigido una nueva “cortinas de hierro”, configurada por muros, vallas, alambradas, miles de guardias fronterizos, exclusión, discriminación por color de la piel o creencia religiosa, persecución a los refugiados que vienen del Siria, Irak, Afganistán y otros lugares, asolados por las guerras que han organizado los propios europeos. El único cambio que presentan los nuevos muros del capital, respecto al Muro de Berlín, es que este último pretendía contener a la gente dentro, mientras que los de ahora quieren mantener a la gente afuera, para que no entre nadie de los indeseables que afean a la “civilizada” Europa. Antes de 1989 se argumentaba que era antidemocrático tener este tipo de muros, pero ahora cuando la democracia es una quimera y se encuentra completamente prostituida se construyen muros a lo largo y ancho de Europa.

Para completar, cunde el racismo y la discriminación de que hacen gala políticos, prensa y gente del común, sobre lo cual se pueden recordar algunos ejemplos, para demostrar que se ha edificado otro muro, el peor de todos, un muro mental de intolerancia, odio y discriminación, de tintes claramente neofascistas. En Polonia, según una encuesta del 2013, el 69% de habitantes no quieren que gente “no blanca” viva en su país. El gobierno de Eslovaquia anunció que solo recibirá unos cuantos refugiados, con la condición de que sean cristianos, con el argumento de que “no tenemos mezquitas… así que cómo se van a integrar los musulmanes si no les va gustar acá”. En la República Checa, el 70% de sus habitantes piensa que no se deben aceptar refugiados provenientes de Siria o del Norte de África, porque, según un miembro del Parlamento: “La República Checa por mucho tiempo ha sido una sociedad homogénea, así que no estamos acostumbrados a razas y culturas diferentes”. En este mismo país, su Presidente, Milos Zeman, sin eufemismos afirmó que los inmigrantes son incomodos porque “nadie los ha invitado”, aduciendo la mentira que “deben respetar nuestras reglas, al igual que nosotros respetamos las reglas cuando vamos a su país".

Justamente, ahí está el meollo de la cuestión, que los dirigentes europeos se declaran inocentes, como si nada tuvieran que ver con la situación de violencia, terrorismo y miseria que existe en los países de los que la gente huye (como Libia o Siria). Porque los europeos lo que quieren es que las consecuencias de sus intervenciones no lleguen a su territorio, sino que se sientan únicamente en los lugares bombardeados y donde se han aplicado sus políticas neoliberales que hambrean y matan a la gente. Para evitar que las víctimas de esas políticas criminales del capitalismo ingresen al “paraíso europeo”, se construyen muros de la vergüenza, con lo que se piensa que se va a contener la marea humana procedente del mundo periférico. Pero esa es una vana ilusión, porque como lo dice el periodista Rafael Poch: “Es justo que quienes fomentan guerra y miseria con imperialismo y un comercio abusivo y desigual, reciban las consecuencias demográficas de sus acciones. Lo mismo ocurrirá, con creces, con los futuros emigrantes del calentamiento global, ese desastre en progresión de factura esencialmente occidental. Las estimaciones que la ONU baraja para el futuro en materia de éxodos ambientales convertirán en un chiste lo de ahora, incluido el trágico balance de muertos en el Mediterráneo”. De ahí que el 2015 sea el año en que más de un millón de refugiados llegó a Europa, una cifra sin precedentes, y eso sin contar las miles de personas (niños entre ellos) que murieron en la larga y terrible travesía por alcanzar el que se proclama a sí mismo como “el continente de la libertad y los derechos humanos”. ¡Tan pésimo chiste no amerita ningún comentario!

4

En el último cuarto de siglo, tras la desaparición de la Unión Soviética, tendió a reforzarse el prejuicio que Europa es el continente de la libertad, la justicia y los derechos humanos, idea que se vio reforzada por la construcción de la Unión Europea. Aunque este proyecto haya sido poco democrático y en él se haya impuesto la lógica neoliberal, durante varios años fue presentado como un éxito, entre otras cosas por la libre movilización de los habitantes de los países miembros del acuerdo de Schenguen, en vigor desde 1995, que les permite desplazarse de un país a otro sin muchas dificultades.

A raíz de este hecho los propagandistas de la globalización empezaron a mostrar a la Unión Europea, como ejemplo del fin de las fronteras y las nacionalidades y la configuración de unos “ciudadanos mundiales”, que pueden desplazarse de un lado al otro del planeta, sin restricción de ninguna especie. Los europeos aparecían como prototipo de este tipo de ciudadanía, que ha rebasado los límites de las fronteras nacionales, y que exalta el individualismo y el consumismo, y muestra como una de sus grandes realizaciones no solamente a la Unión Europea, sino a la puesta en marcha del Euro, como moneda común en reemplazo de las antiguas monedas nacionales, como otra pretendida muestra de la fuerza de la “globalización”.

Con estos elementos (integración económica, moneda común y libre movimiento de los ciudadanos) se suponía que Europa había ingresado a una nueva era, casi poshistórica, en la que los grandes problemas del capitalismo (crisis, desempleo, desigualdades) eran cosa del pasado. Se creyó durante una quincena de años que nada entorpecería los buenos vientos de la integración capitalista de Europa.

Pero ese sueño duró poco tiempo y ahora se ha convertido en una pesadilla, pero no tanto para los europeos del centro –y no los de la periferia, que siempre han sido discriminados, ya sean búlgaros, rumanos o albaneses– sino para los millones de refugiados, que provienen del mundo árabe, de África y de algunos países de Asia y del medio oriente y huyen de los países asolados por las guerras imperialistas impulsadas por las potencias europeas y los Estados Unidos (Irak, Afganistán, Libia, Siria), o de las dictaduras que esas mismas potencias respaldan, para asegurarse el control de materias primas y minerales (como sucede con el petróleo, el gas, el coltán, el oro….). Porque en los últimos 25 años de prosperidad del capitalismo europeo, eso solo era posible por la explotación redoblada de los pueblos de las antiguas colonias europeas y por la extracción acelerada de sus recursos naturales. La ilusión europea consistió en creer que se iban a poder mantener separadas esas dos realidades: la de Europa con su falsa prosperidad, que benéfica a cada vez menos sectores de la población, y la de los países asolados por las guerras y dictaduras que son respaldas por las potencias europeas.

Pero ese espejismo acaba de llegar a su fin en una forma dramática, como está sucediendo en estos momentos, de una manera inesperada, pero previsible: la huida por millones de sirios, afganos, libios, iraquíes, somalíes… que desesperados ante la miseria y hambre que soportan, en gran medida por las políticas impulsadas por la Unión Europea y su alianza militar La OTAN, prefieren arriesgar su vida y la de sus familias, antes que permanecer en sus territorios. La estampida se ha agudizado en los últimos meses, puesto que millones de pobres se han ido hacia Europa, con la esperanza de encontrar refugio en el continente de los “derechos humanos”.

Vana ilusión, porque en Europa en lugar de acoger a los refugiados, se implementa una política racista de odio y xenofobia contra los “extranjeros” indeseables, a los que se reprime y persigue. El resultado no podía ser más patético: a los refugiados los espera no el continente de la libertad y la fraternidad, sino el del colonialismo y el racismo, que se expresa en dos mecanismos que se han generalizado para combatir a los refugiados: la cárcel y el cementerio.

La cárcel, en el mejor de los casos, y cuando los refugiados han logrado llegar a Europa o sus confines. Por eso vemos que se levantan cárceles en Hungría, Croacia, Austria, España, Italia, Francia… en donde son arrojados hombres, mujeres y niños, cuyo único delito radica en huirle a la muerte y en buscar unos cuantos mendrugos de pan para ellos y sus familias.

El cementerio, porque en su intento de ingresar al “paraíso” europeo, día tras día mueren miles de africanos, asiáticos, en los mares, en los desiertos, en los caminos insufribles, durante el verano o en invierno… El Mar Mediterráneo, valga recordarlo, puede convertirse en el cementerio más grande del planeta, porque cotidianamente en sus aguas se hunden pateras y barcazas improvisadas, cada una de ellas con cientos de personas a bordo, que mueren en su gran mayoría, ante la indiferencia de España, Italia, Francia, Inglaterra, Alemania…, aunque de vez en cuando aparezcan en las noticias las imágenes de algunos de los ahogados, cuando son niños, como sucedió hace unas semanas con el niño sirio-kurdo Alyan Kurdi, que murió ahogado en las costas griegas. Aparte del escándalo mediático que estos hechos suscitan, Europa se sigue blindando para detener a los “bárbaros”, porque no quieren que lleguen a ensuciar su territorio y sus “formas civilizadas de vida”. Por eso, crece el racismo y la discriminación contra los refugiados. Eso tampoco puede detener el flujo masivo de seres humanos que huyen, por lo que puede concluirse que la conversión de Europa en una cárcel y un cementerio no es algo episódico y momentáneo, sino que anticipa el fascismo que viene, que ya ponen en marcha presidentes, primeros ministros, medios de comunicación e intelectuales de la “civilizada” Europa que llaman a adelantar una cruzada que expulse hasta el último “invasor”, sin importar los medios que se deban emplear. Eso tampoco podrá impedir el flujo de los pobres, porque como lo dijo José Saramago: “El desplazamiento del sur al norte es inevitable; no valdrán alambradas, muros ni deportaciones: vendrán por millones. Europa será conquistada por los hambrientos. Vienen buscando lo que les robamos. No hay retorno para ellos porque proceden de una hambruna de siglos y vienen rastreando el olor de la pitanza. El reparto está cada vez más cerca. Las trompetas han empezado a sonar. El odio está servido y necesitaremos políticos que sepan estar a la altura de las circunstancias”.

5

El viernes 13 de noviembre en París se sucedieron ocho ataques sincronizados, llevados a cabo por el Estado Islámico (ISIS). Como resultado de esos ataques murieron 129 personas y fueron heridas 350. De inmediato, el coro mediático mundial de los órganos corporativos de información se dio a la tarea de “explicar” el asunto, sin ningún esfuerzo analítico ni rigor intelectual, diciendo que era el peor atentado que se sucedía en la capital francesa desde el fin de la Segunda Guerra Mundial y con la ingenua pretensión de que era un ataque que no tenía causas ni razones que lo justificaran.

Para empezar no es el mayor acto terrorista de los últimos 70 años, puesto que eso supone desconocer la masacre de argelinos en las propias calles de París el 17 de octubre de 1961 por parte del Estado francés, cuando fueron asesinadas unas 300 personas por las fuerzas represivas de París, siendo muchos de ellos torturados y luego sus cadáveres se lanzaron al Rio Sena, que literalmente se llenó de sangre de los “súbditos coloniales”, que habían cometido el terrible pecado de organizar una marcha de apoyo a la lucha de los argelinos por querer ser independientes y atreverse a enfrentar a los ocupantes galos.

Llama la atención que con los sucesos de París haya aflorado el “narcisismo compasivo”, que consiste en creer que unos muertos son más importantes que otros. Por eso, a las 129 vidas truncadas en París se les concede un valor intrínseco superior al de los 242 rusos que murieron días antes en un atentado de ISIS a un avión civil, o al de las 50 personas que fueron asesinados por ISIS en un barrio de Beirut, Líbano, el 12 de noviembre, para no hablar de los miles de muertos en las guerras impulsadas por los países imperialistas, como Francia, en Irak, Afganistán, Libia, Siria y otros lugares del mundo. Es repugnante que en la contabilidad de muertos se sostenga con cinismo que existen muertos de primera clase, a los que si se debe llorar, y el resto, reducidos en el mejor de los casos a puras estadísticas.

Sobre la pretendida inocencia del Estado francés resulta interesante recordar que ese país está inmerso en una larga historia de opresión, de racismo y de xenofobia contra los habitantes de sus antiguos dominios coloniales, como Argelia, que se remonta a mediados del siglo XIX, y se proyecta hasta el día de hoy, por la discriminación que soportan los franceses de “tercera categoría”, que aunque han nacido en Francia, por ser hijos de refugiados árabes, viven en condiciones indignas. No sorprende que algunos de esos franceses viajen a Irak y Siria, se alisten en el ISIS, reciban entrenamiento militar y se conviertan en voceros de la Yihad (“guerra santa”) en sus propios países de origen. Eso se comprueba con la identificación de algunos de los atacantes del 13 de noviembre, que nacieron y crecieron en Francia, con lo que se evidencia que no son solo “extranjeros” los que efectuaron los sangrientos atentados, sino que la Yihad se convirtió en un asunto interno en el territorio de ciertas potencias europeas.

En Francia, como en los Estados Unidos, suele olvidarse que en 1985, el gobierno de Ronald Reagan recibió en la Casa Blanca una delegación de Talibanes, a los que calificó como combatientes por la libertad y comparó su papel histórico con los “padres fundadores” de la independencia de Estados Unidos. Esos talibanes, cuyas concepciones son profundamente retrogradas, se oponen a las conquistas de un estado laico y quieren hacer retroceder el mundo a la edad media, recibieron dólares y armas a gran escala para enfrentar a los soviéticos, el enemigo predilecto del “mundo libre” en esa época. Lo que no pensaban sus mentores occidentales era que tanto los talibanes como todos los fundamentalistas islámicos que habían patrocinado y que tan útiles les habían sido en su cruzada de destruir cualquier proyecto socialista y anticapitalista en el mundo árabe e islámico, se salieran de control y dirigieran sus ataques contra sus patrocinadores iniciales. En otras palabras, Estados Unidos, Francia y compañía fraguaron una violencia bárbara y sectaria, que hoy tiene alcance mundial y que de vez en cuando los toca de manera directa, como se evidencio el 13-11 en París.

Por si hubiera dudas de la responsabilidad directa de Francia en este asunto, debe recordarse que el principal patrocinador del ISIS es Arabia Saudita, cuya corrupta monarquía wahabita sunita –encarnación de la forma más extrema del Islam– es abastecida de armas por el actual gobierno de François Hollande, el mismo que proclamó una nueva guerra contra el terrorismo tras los sucesos del 13-11. Como quien dice, las armas y explosivos que utilizaron los yihadistas del ISIS que perpetraron la masacre de París, fueron suministradas por Arabia Saudita, un país que a su vez las compra a Francia y Estados Unidos. De rebote, entonces, las armas de Francia son usadas por los terroristas del ISIS para matar franceses en suelo parisino, pero de eso no dicen ni una palabra quienes repiten en forma mecánica la retórica insulsa del gobierno francés.

En rigor, las autoproclamadas “guerras contra el terrorismo”, llevadas a cabo por el terrorismo imperialista, han sido un rotundo fracaso en su pretensión de eliminar a los que ahora se presentan como los nuevos enemigos de occidente. Aparte de los millones de muertos, desplazados, refugiados que dejan las guerras libradas por los países imperialistas –como puede verse en los casos de Irak, Libia, Afganistán, Siria…– cada una de ellas genera nuevos enemigos, como se aprecia de manera cotidiana. Y algunos de esos enemigos que han aprendido de la barbarie criminal de sus patrocinadores occidentales, no han dudado en demostrarlo con el ataque al corazón “civilizado”, es decir, a algunas de las capitales europeas. Cuando esa barbarie asesina toca a los promotores de la guerra en sus propios dominios se convierte en una noticia de primera plana a nivel mundial, y pretende olvidar las masacres que a diario se viven en Kabul, Bagdad, Damasco, Trípoli, y en las que perecen por la acción de “bombas inteligentes”, drones y otras tecnologías sofisticadas, mujeres, niños, ancianos y personal civil no inmiscuido en forma directa en las guerras. Todos ellos son un blanco indiscriminado de la ofensiva imperialista, a lo que se califica como “daños colaterales”, que bien valen la pena para reafirmar la grandeza del mundo imperialista, llámese Francia o los Estados Unidos.

Lo que se presenta en estos momentos no es una guerra religiosa, ni una guerra de civilizaciones, como lo proclamaron hace unos veinte años los ideólogos imperialistas de los Estados Unidos, para justificar su nueva cruzada de conquista en busca de petróleo y otros recursos naturales en el mundo árabe. En verdad lo que se ha desencadenado es un choque de barbaries, entre los portavoces del capitalismo que pretenden que este es el fin de la historia –y hacen todo para que así sea– y los que dicen encarnar la nueva yihad que pretende hacer regresar la rueda de la historia a la edad media, no importa que usen las tecnologías modernas y mortales del mismo occidente. Entender ese enfrentamiento entre barbaries es indispensable si se quiere construir otros escenarios posibles, que no se rindan ante ninguna de ellas, y que no se quede prisionero del falso dilema de escoger entre la barbarie capitalista-imperialista (representada en Estados Unidos, Francia, Rusia o cualquier otra potencia), con sus guerras coloniales por el control de recursos naturales y la barbarie fundamentalista, que se deriva de la primera, y que masacra a nombre de valores supuestamente religiosos a quienes no comparten su retrograda visión del mundo y la sociedad.

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios
yo quiero saber porque a la coca-cola ya no le dura el gas....
recuerdo que cuando era chico hace cuarenta años una botella de coca cola, de vidrio of course, podía estar hasta el ultimo concho, una semana después de abrlrla, con gas que te hacía carraspear y tirarte unos chanchos de esos.

ahora abro la botella ni un tercio consumido y en un día la mierda ya no tiene gas, haciéndola intomable.

Es esto una conspiracion capitalista ? una extraña formula que apenas abierta, evacué todo el gas... ? para de nuevo hacer comprar otra diabolicamente ?
Es el plastico que contamina el ambiente y ademas logra este efecto ?
Es que cuando era chico era tan traga-traga que las botellas no duraban un día ?

perdon pero es algo que no me deje dormir tranquilo....
0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios
tl;dr
Nica leo eso. Es más, no leo ni el resumen de eso.
Hoy descubrieron que las asfalteras TAMBIÉN están coludidas. No quieren aceptar que el problema es que todos están coludidos, no existe el libre mercado.
El capitalismo, como religión fanática, como dogma, con el egoísmo como norte, y la acumulación al pedo de capitales y recursos, es insostenible.
Pero no hay un sistema alternativo que nos funcione (y no mencionen leseras, como el comunismo). Necesitamos un distema que valore la producción, especialmente de revursos, de energía, y de capacidad de transformación, PERO no se puede permitir la apropiación ni de los bienes, no del tranajo ajeno. No es un reto menor, pensar algo que sí funcione...
0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios


tl;dr
Nica leo eso. Es más, no leo ni el resumen de eso.
Hoy descubrieron que las asfalteras TAMBIÉN están coludidas. No quieren aceptar que el problema es que todos están coludidos, no existe el libre mercado.
El capitalismo, como religión fanática, como dogma, con el egoísmo como norte, y la acumulación al pedo de capitales y recursos, es insostenible.
Pero no hay un sistema alternativo que nos funcione (y no mencionen leseras, como el comunismo). Necesitamos un distema que valore la producción, especialmente de revursos, de energía, y de capacidad de transformación, PERO no se puede permitir la apropiación ni de los bienes, no del tranajo ajeno. No es un reto menor, pensar algo que sí funcione...


Bien dicho.

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

r3483l.jpg

creo que nadie propone el comunismo como solucion, solo los chicos udi y la derecha internacional hecha miedito a ,los ignorantes de cuando en vez con el cuco del comunismo, pongamonos serios pueh iñores.

mientras tanto vamos alegremenre de mall en mall comprando a credito todas las was que vemos mientras nos deslizamos lentamante hacia el fascimo y el estado policial con el cuentito de la inseguridad y los medios del establecimiento soo muetran noticas de robos, muerte y descontrol para mantener a la galla desmovilizada, caga de miedo y tecleando su rabia y desocntento desde la mediana segurirad y comodida de casita, por lo menos en argentina cuando ya se los estan cagando mucho, la turba enardecida sale de casa, deja ñla cagada y los presindentes huyen en helicoptero; aca nada de eso pasara jamas.

bueno y tambien es conocido que grandes crisis economicas en el capitalismo se resueven con grandes guerras de pillaje por los recursos menguantes, solo es custion de tiempo muy poco tiempo....

quien no desee leer mis lateros post de copi paste por favor que pase de largo.

mil gracias.

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

r3483l.jpg

creo que nadie propone el comunismo como solucion, solo los chicos udi y la derecha internacional hecha miedito a ,los ignorantes de cuando en vez con el cuco del comunismo, pongamonos serios pueh iñores.

mientras tanto vamos alegremenre de mall en mall comprando a credito todas las was que vemos mientras nos deslizamos lentamante hacia el fascimo y el estado policial con el cuentito de la inseguridad y los medios del establecimiento soo muetran noticas de robos, muerte y descontrol para mantener a la galla desmovilizada, caga de miedo y tecleando su rabia y desocntento desde la mediana segurirad y comodida de casita, por lo menos en argentina cuando ya se los estan cagando mucho, la turba enardecida sale de casa, deja ñla cagada y los presindentes huyen en helicoptero; aca nada de eso pasara jamas.

bueno y tambien es conocido que grandes crisis economicas en el capitalismo se resuelven con grandes guerras de pillaje por los recursos menguantes, solo es custion de tiempo muy poco tiempo....

quien no desee leer mis lateros post de copi paste por favor que pase de largo.

mil gracias.

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios


yo quiero saber porque a la coca-cola ya no le dura el gas....
recuerdo que cuando era chico hace cuarenta años una botella de coca cola, de vidrio of course, podía estar hasta el ultimo concho, una semana después de abrlrla, con gas que te hacía carraspear y tirarte unos chanchos de esos.

ahora abro la botella ni un tercio consumido y en un día la mierda ya no tiene gas, haciéndola intomable.

Es esto una conspiracion capitalista ? una extraña formula que apenas abierta, evacué todo el gas... ? para de nuevo hacer comprar otra diabolicamente ?
Es el plastico que contamina el ambiente y ademas logra este efecto ?
Es que cuando era chico era tan traga-traga que las botellas no duraban un día ?

perdon pero es algo que no me deje dormir tranquilo....




Hola estimado jsc010,

Ya que lo menciona, un regalo para Usted:

http://kalvicio-klv.blogspot.cl/2008/11/la-historia-negra-de-las-aguas-negras.html


Si lo encuentra y mas aun lee el libro de marras, de verdad ya no podra dormir tranquilo y tomar coke al mismo tiempo; por favor no me demande... :lol:

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios
Yo le tengo un modelo de sistema económico alterno al capitalismo, pero necesito un huevón economista para ponerlo en números y fórmulas. Claramente el sistema actual es una mierda, y lo es por una razón muy simple: la banca puede usar dinero imaginario para prestarlo usurariamente, de modolo que existe un divorcio entre costo, valor, bienes, y acumulación absurda y desmedida de los mismos. Les pomgo un ejemplo: ¿cuánto vale una hectárea de terreno, y por qué vale eso? Es una asignación de su potencial productivo, pero ese valor es imaginario, no existe.... hasta que se lo produzca. Por ende, el problema viene de cómo se asigna ese valor. Y por ahí va mi idea... [img]http://www.hifichile.cl/public/style_emoticons/default/laugh.gif[/img]
0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

No pasa nada con mi prediccion, asi que por mientras un documental de una guerra ya olvidada:

 

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Este blog de un autor español lo sigo desde 2010, hace una serie de intersantes alcances respecto a las crisis de libia, yemen , siria y proximamente venezuela con el tema del peak oil.....

http://crashoil.blogspot.cl/

1

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Buen blog ese  crashoil y los relacionados con éste.

Me da una sensación entre temor e impotencia con lo que se expone ahí, ¿que le dejaremos a nuestros hijos, nietos?, ¿Que hace un ser humano del montón con toda esa ambición de poder de unos pocos?

¡REVOLUCION! 

Falta un remezón de mentalidad para que esto cambie.

¿Habrá una raza extraterrestre observando y esperando que lleguemos al limite del abismo para ellos intervenir, ya que nosotros no pudimos detener nuestra destrucción?

¿O ya cagamos y cagamos al planeta?:wc:

 

 

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

En todos casos, son puras bravuconadas... no pasa nada, no van a meterse en una guerra y soltar el huesito que cada uno tiene. 

Y siempre recordar que no existe un posible USA vs Rusia, sino que sería un NATO vs Rusia+Eje Del Mal. Pero los europeos nica se meten en algo como eso, ya la comieron y no hace tanto... 

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios
On 26/3/2015 at 16:23, teboeagle dijo:

. no creo, hablando de una tercera guerra?.. Putin no es tan loco, los estadounidense tampoco, y China... bueno China sigue haciendo un trabajo low-profile creciendo.

Si gana Trump , me voy a una isla desierta con todas las minas del Passapoga y tiro cheques a lo garay , total no van a poder cobrarlos antes que todo "acabe" :D:D

1

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios
On 24/1/2016 at 13:42, pacifyer dijo:

Yo le tengo un modelo de sistema económico alterno al capitalismo, pero necesito un huevón economista para ponerlo en números y fórmulas. Claramente el sistema actual es una mierda, y lo es por una razón muy simple: la banca puede usar dinero imaginario para prestarlo usurariamente, de modolo que existe un divorcio entre costo, valor, bienes, y acumulación absurda y desmedida de los mismos. Les pomgo un ejemplo: ¿cuánto vale una hectárea de terreno, y por qué vale eso? Es una asignación de su potencial productivo, pero ese valor es imaginario, no existe.... hasta que se lo produzca. Por ende, el problema viene de cómo se asigna ese valor. Y por ahí va mi idea... laugh.gif

Estas muy alejado de la realidad, un banco no puede prestar dinero imaginario y obvio que tiene que ser por usura (es un banco, nadie presta plata por caridad).

El valor de una hectárea de terreno se mide de acuerdo al lugar donde esta ubicada, derechos de agua y lo que esta en su contorno. Es imposible darle valor a un pedazo de tierra por lo que van hacer o producir en el. Debido a que depende de la persona o la empresa que compre el terreno.

Explico estos simples hechos debido a que lamentablemente se esta desinformando a las personas por comentarios sin fundamentos o por solo tener una idea o pensamiento de como podrían ser las cosas .

La religión o la política u obvios son temas debatidos por que no son empíricos, todo lo demás tiene su razón y explicación del por que.

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios
hace 40 minutos, lag dijo:

Si gana Trump , me voy a una isla desierta con todas las minas del Passapoga y tiro cheques a lo garay , total no van a poder cobrarlos antes que todo "acabe" :D:D

Si es wn gana, acá tenemos que elegir a MEO .. total la wa se va a acabar igual!!!

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios
hace 12 minutos, ralvarezm dijo:

Estas muy alejado de la realidad, un banco no puede prestar dinero imaginario y obvio que tiene que ser por usura (es un banco, nadie presta plata por caridad).

El valor de una hectárea de terreno se mide de acuerdo al lugar donde esta ubicada, derechos de agua y lo que esta en su contorno. Es imposible darle valor a un pedazo de tierra por lo que van hacer o producir en el. Debido a que depende de la persona o la empresa que compre el terreno.

Explico estos simples hechos debido a que lamentablemente se esta desinformando a las personas por comentarios sin fundamentos o por solo tener una idea o pensamiento de como podrían ser las cosas .

La religión o la política u obvios son temas debatidos por que no son empíricos, todo lo demás tiene su razón y explicación del por que.

Y los pasivos?,  ellos (los bancos), tienen promesas (potencial) de pago por parte de los deudores y eso lo usan como potencial préstamo, dinero de la nada?

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Estimados Pacy y bartetiña, se puede pensar que hay dinero ficticio y criticar la usura de los bancos. El problema de entendimiento del mercado financiero es que sirve para transformar ingresos futuros ( que no se han generado) en consumo presente.  

No voy a dar una catedra  de finanzas , menos un copy paste de algo que no va a leer nadie. si no solamente preguntarles y hacerles reflexionar  : 

Tienen una hipoteca? 

Tienen crédito automotriz ? 

Tiraron cheques/letras/credito por servicios educacionales... 

Compran en el supermercado con tarjeta de crédito? 

Si cualquiera de las respuestas es Si , les pregunto: 

Quieren salirse de su casa y esperar una vivienda gratuita del estado? 

Quieren bajarse del auto y andar en transantiago de forma permanente?

Quieren que sus retoños estudien solo con gratuidad estatal?

Están dispuestos a comprar siempre en efectivo sus alimentos/medicamentos y articulos de 1era necesidad? 

Bueno si su respuesta es si a todas estas últimas preguntas , entonces salgan a quemar los bancos y sus dueños en una hoguera , de otro modo piensen en un sistema mejor , lamentablemente NO lo hay. 

 

1

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Un C&P un tanto extenso y de lenta digestion:

El precio de la pérdida de rango

por Thierry Meyssan

Washington trata de no perder terreno sin tener que desatar la Tercera Guerra Mundial para conservarlo, lo cual parece un objetivo imposible de alcanzar. Moscú le ofrece una puerta de escape en Siria y en Yemen. Pero si Estados Unidos opta por esa vía, tendrá que abandonar a algunos de sus aliados.

Red Voltaire | Damasco (Siria) | 18 de octubre de 2016 ligne-rouge.gif
 
Desde que se rompió en Siria el cese de hostilidades del Aid, ha surgido un abismo entre el ambiente de despreocupación que las sociedades occidentales se empeñan en mantener y la grave preocupación de las sociedades rusa y china.

En Moscú, la televisión transmite imágenes sobre los refugios antiatómicos y juegos de equipos en campos de obstáculos para entrenamiento militar. Mientras tanto, en Washington se burlan de la paranoia de los rusos que creen posible el estallido de una Tercera Guerra Mundial.

Sin embargo, los Dos Grandes se envían entre sí mensajes que ponen los pelos de punta. A raíz de las amenazas estadounidenses de ataques aéreos contra Siria, Moscú suspendió el acuerdo sobre la limitación de los volúmenes de plutonio e hizo disparos de pruebas con 3 misiles intercontinentales para hacer ajustes en su sistema de lanzamiento de armas nucleares. El vocero de las fuerzas armadas rusas advirtió al Pentágono anunciando que el armamento de la Federación Rusa es capaz de destruir cualquier objetivo aéreo estadounidense, ya sean misiles de crucero o aviones, e incluso sus aeronaves “furtivas”. El jefe del estado mayor de las fuerzas terrestres de Estados Unidos respondió afirmando orgullosamente que en caso de guerra abierta las fuerzas aéreas y marítimas rusas y estadounidenses se neutralizarían rápidamente entre sí y que Washington ganaría durante las operaciones terrestres. Su discurso marcial no impresionó a los rusos, pero sí inquietó enormemente a los miembros del Congreso de Estados Unidos, al extremo que 22 congresistas escribieron al presidente Obama pidiéndole que se comprometa a no iniciar él una guerra nuclear recurriendo al arma atómica antes que el adversario. Por otra parte, Moscú dio instrucciones a sus diplomáticos en los países miembros de la OTAN para que sus familias regresen a Rusia, instándolos además a estar listos a repatriarse ellos también en cualquier momento.

Los romanos de la Antigüedad tenían un principio muy claro: Si vis pacem, para bellum, o sea «Si quieres paz, prepárate para la guerra». Eso quiere decir que, en caso de desacuerdo internacional, quien prevalece, sin guerra, es aquel que parece capaz de imponerse por las armas.

El hecho, en definitiva, es que la población rusa se prepara para la guerra –por ejemplo, esta semana 40 millones de rusos participan en ejercicios de evacuación de inmuebles y de lucha contra incendios– mientras que en Occidente la gente sigue con las narices pegadas a las vitrinas de los centros comerciales.

Por supuesto, siempre podemos esperar que el sentido común acabe imponiéndose para evitar la guerra mundial. En todo caso, las exhibiciones de músculo de unos y otros indican que lo que está en juego desde hace 5 años aquí, en Siria, no es lo que todos creen. Si lo que el Departamento de Estado buscaba al principio era concretar su plan de «primavera árabe» –o sea, el derrocamiento de los regímenes laicos de la región y su sustitución por la Hermandad Musulmana–, Rusia y China llegaron rápidamente a la conclusión de que el mundo no puede seguir bajo el control de Estados Unidos y de que ese país no puede seguir conservando un poder de decisión sobre la vida y la muerte de los pueblos de todo el planeta.

Al cortar el trayecto histórico de la Ruta de la Seda a través de Siria, y posteriormente también la nueva ruta de la seda a través de Ucrania, Washington detuvo el desarrollo de China y Rusia. Pero con eso también empujó a los dos países a establecer una alianza. La imprevista resistencia del pueblo sirio ha obligado a Estados Unidos a poner en juego su predominio mundial. El mundo, que se había hecho unipolar en 1991, con la operación «Tormenta del Desierto», está a punto de sufrir un nuevo cambio y hacerse nuevamente bipolar, incluso es posible que posteriormente se vuelva multipolar.

En 1990-1991, el cambio de orden mundial se concretó sin guerra –la invasión de Irak no fue la causa de ese cambio sino una de sus consecuencias. Pero el precio de aquel cambio fue el derrumbe interno de la Unión Soviética. El nivel de vida de los pueblos ex soviéticos se desplomó drásticamente, sus sociedades se vieron profundamente desorganizadas, sus riquezas nacionales fueron saqueadas en aras de la sacrosanta privatización y su esperanza de vida descendió en más de 20 años. Después de haber creído que estábamos asistiendo a la derrota del sistema soviético, hoy en día sabemos que el derrumbe de la Unión Soviética fue –probablemente en primer lugar– resultado del sabotaje de la CIA contra la economía soviética.

En todo caso, aquel proceso demostró que un reequilibrio mundial no tiene que provocar fatalmente un enfrentamiento generalizado. Y, en un esfuerzo por evitar la guerra mundial, la discusión entre John Kerry y Serguei Lavrov, se desplazó ahora de la batalla de Alepo a un alto al fuego general para toda Siria y también Yemen. En efecto, acaba de anunciarse una tregua de 8 horas en Alepo y de 72 horas en Yemen.

El problema es que la caída de Estados Unidos de un primer lugar que nadie le discutía –plaza que se apropió y que tan mal utilizó– a una situación de igualdad con Rusia, tendrá obligatoriamente para Washington –o para sus aliados– su correspondiente precio.

Los cinco países árabes, así como Turquía e Irán, que Kerry y Lavrov invitaron el sábado a Lausana, salieron del encuentro extrañamente satisfechos, a pesar de que era su destino lo que estaba decidiéndose. Ninguno de ellos parece pensar que tengan que rodar cabezas, como rodaron en el pasado las de los dirigentes del Pacto de Varsovia. En la actual situación, es posible evitar tener que barrer con una parte de la Humanidad, pero la importancia del retroceso estadounidense será directamente proporcional al número e importancia de los aliados que Washington va a sacrificar.

Fuente
Al-Watan (Siria)

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios
hace 4 horas, lag dijo:

Estimados Pacy y bartetiña, se puede pensar que hay dinero ficticio y criticar la usura de los bancos. El problema de entendimiento del mercado financiero es que sirve para transformar ingresos futuros ( que no se han generado) en consumo presente.  

No voy a dar una catedra  de finanzas , menos un copy paste de algo que no va a leer nadie. si no solamente preguntarles y hacerles reflexionar  : 

Tienen una hipoteca? 

Tienen crédito automotriz ? 

Tiraron cheques/letras/credito por servicios educacionales... 

Compran en el supermercado con tarjeta de crédito? 

Si cualquiera de las respuestas es Si , les pregunto: 

Quieren salirse de su casa y esperar una vivienda gratuita del estado? 

Quieren bajarse del auto y andar en transantiago de forma permanente?

Quieren que sus retoños estudien solo con gratuidad estatal?

Están dispuestos a comprar siempre en efectivo sus alimentos/medicamentos y articulos de 1era necesidad? 

Bueno si su respuesta es si a todas estas últimas preguntas , entonces salgan a quemar los bancos y sus dueños en una hoguera , de otro modo piensen en un sistema mejor , lamentablemente NO lo hay. 

 

Muy buena tu intención estimado Lag, pero "dont  climb the waterjet" no se me suba por el chorro!, el tema de fondo es el sumidero de proporciones en que nos tienen metido los defensores del "mejor sistema", una analogía mala, son como los físicos crean partículas de la nada para que el huevonaje pague a Costa de esfuerzo y trabajo, mientras tanto la máquina sigue funcionando a punta de especulación, cuando cagan los estados salen a rescatarlos y adivina ...de nuevo con la plata de todo el huevonaje!!, 

respondiendo a tus preguntas, conozco a alguien que nunca tuvo hipoteca, jamás pidió un crédito, nunca usó cheque, compraba en efectivo, siempre se movilizó en micro, sus hijos estudiaron en colegios públicos, ese fue mi Padre y puchas que vivió de lo más tranquilo!, PD: no hace mucho Chile fue así.

Un abrazo

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios
hace 7 horas, lag dijo:

Estimados Pacy y bartetiña, se puede pensar que hay dinero ficticio y criticar la usura de los bancos. El problema de entendimiento del mercado financiero es que sirve para transformar ingresos futuros ( que no se han generado) en consumo presente.  

No voy a dar una catedra  de finanzas , menos un copy paste de algo que no va a leer nadie. si no solamente preguntarles y hacerles reflexionar  : 

Tienen una hipoteca? 

Tienen crédito automotriz ? 

Tiraron cheques/letras/credito por servicios educacionales... 

Compran en el supermercado con tarjeta de crédito? 

Si cualquiera de las respuestas es Si , les pregunto: 

Quieren salirse de su casa y esperar una vivienda gratuita del estado? 

Quieren bajarse del auto y andar en transantiago de forma permanente?

Quieren que sus retoños estudien solo con gratuidad estatal?

Están dispuestos a comprar siempre en efectivo sus alimentos/medicamentos y articulos de 1era necesidad? 

Bueno si su respuesta es si a todas estas últimas preguntas , entonces salgan a quemar los bancos y sus dueños en una hoguera , de otro modo piensen en un sistema mejor , lamentablemente NO lo hay. 

 

Te pongo un ejemplo sencillo, de banca que existe, con 0 usura:

https://es.wikipedia.org/wiki/Banca_isl%C3%A1mica

Y también sin Garays. 

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios
hace 10 minutos, pacifyer dijo:

Te pongo un ejemplo sencillo, de banca que existe, con 0 usura:

https://es.wikipedia.org/wiki/Banca_isl%C3%A1mica

Y también sin Garays. 

Pero no pongas de ejemplo a esos terroristas...somos socialmente, religiosamente, ético y moralmente super diferentes.

Es imposible poder implantar ese sistema en chile, si das un ejemplo que sea viable.

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

 

hace 2 horas, Baretiña dijo:

el tema de fondo es el sumidero de proporciones en que nos tienen metido los defensores del "mejor sistema", una analogía mala, son como los físicos crean partículas de la nada para que el huevonaje pague a Costa de esfuerzo y trabajo, mientras tanto la máquina sigue funcionando a punta de especulación, cuando cagan los estados salen a rescatarlos y adivina ...de nuevo con la plata de todo el huevonaje!!, 

No le encontré coherencia a tu comentario o que fue lo que querias decir

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios
1 hour ago, ralvarezm said:

Pero no pongas de ejemplo a esos terroristas...somos socialmente, religiosamente, ético y moralmente super diferentes.

Es imposible poder implantar ese sistema en chile, si das un ejemplo que sea viable.

islam= terrorismo, creo que es una generalizacion peligrosa estimado, recuerde que no hace muchos años un lider capitalista de derechas utlizo una muletilla parecida con otro grupo religioso y eso termino muy pero muy mal.

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios
1 hour ago, ralvarezm said:

 

No le encontré coherencia a tu comentario o que fue lo que querias decir

estimado forero idea mia o Usted trabaja en cun banco, debe saber que hace tiempo que la deuda creada por la fed es sencillamente impagable, ni meterse en los fondos basura que crearon el infierno de 2008 no solo en USA.

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios
3 hours ago, Baretiña said:

Muy buena tu intención estimado Lag, pero "dont  climb the waterjet" no se me suba por el chorro!, el tema de fondo es el sumidero de proporciones en que nos tienen metido los defensores del "mejor sistema", una analogía mala, son como los físicos crean partículas de la nada para que el huevonaje pague a Costa de esfuerzo y trabajo, mientras tanto la máquina sigue funcionando a punta de especulación, cuando cagan los estados salen a rescatarlos y adivina ...de nuevo con la plata de todo el huevonaje!!, 

respondiendo a tus preguntas, conozco a alguien que nunca tuvo hipoteca, jamás pidió un crédito, nunca usó cheque, compraba en efectivo, siempre se movilizó en micro, sus hijos estudiaron en colegios públicos, ese fue mi Padre y puchas que vivió de lo más tranquilo!, PD: no hace mucho Chile fue así.

Un abrazo

Que coincidencia baretiña, mi padre tampoco creia en los creditos, una forma lenta y segura de hacerce de los pocos bienes materiales que necesito durante su vida los compro en efectivo como producto de su trabajo, tanto asi que debo confesar con cierta verguenza que he sobrevivido al largo periodo de cesantia gracias a esa herencia. Aunque ya no estes en este mundo fisico; Gracias Viejo!

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!


Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.


Iniciar Sesión