Jump to content

pbanados

Miembros
  • Content Count

    642
  • Joined

  • Last visited

Community Reputation

257 Excellent

About pbanados

  • Rank
    Pegado

Profile Information

  • Gender
    Masculino
  • Ubicación:
    En el sweetspot, entre uni-Q's. O en Orión, entre Rigel y Betelguese.
  • Intereses
    clásica jazz electrónica

Recent Profile Visitors

1,557 profile views
  1. Corrección importante: Parece que se me corrieron unos 0's (hectáreas vs km2). En Independencia hay aprox 6 a 7 casos por manzana, no 295.
  2. Hice un ejercicio rápido para las comunas de Santiago de lo que proponía en el post. Per capita: Los últimos datos por comuna disponibles en el Minsal son del 28 de mayo, cuando nuestra tasa de contaminados era de 4553 (hoy, con el cierre de mayo es de 5507... 21% más en 4 días...). Según esos datos, el contagio en Santiago promediaba el casi el doble que el país: 8.960 por millón. Las comunas más contagiadas eran Independencia, con 18.060 por millón; La Granja, con 18.000; y San Ramón, con 17.840. El caso más alto del que encuentro registros es New York, con 19.570 (aunque si se pudiera obtener más desagregado, con seguridad hay barrios con mucho más que eso). Por superficie: Medido por densidad de contagios por hectárea (una manzana típica del centro es aproximadamente 1.5 hectáreas), las comunas más contagiadas eran al 28 de mayo: Independencia, con 367 casos por hectárea; Santiago, con 242; y la Granja y San Ramón, ambas con 220. Esto es: en cada manzana de Independencia habrían al día de hoy unas 295 personas que se han contagiado, en promedio. Lo otro bien interesante es que hay bastante correlación entre la densidad de la comuna y la tasa de contaminación: a mayor densidad, mayor tasa de contaminados. O dicho de otra manera: las comunas con mayor tasa de incidencia per capita son (salvo excepciones) también las comunas con mayor tasa por hectaérea. Como era previsible, las que tienden a escaparse de esa lógica son las comunas dque entraron antes a confinamiento (Santiago por ej). Otro aspecto super relevante: las comunas que primero entraron en cuarentena, las de barrio alto, son las del fondo de la tabla... no comments, para que no se enoje Funkyto... El caso raro es mi comuna, La Reina, que está abajo sin haber estado en cuarentena temprana. Las demás comunas del fondo son rurales, de muy baja densidad. Dan ganas de meter esta data en R y graficarla con los planos comunales... en algún momento lo haré.
  3. A propósito de lo mismo: cuando se publican estos números (por ejemplo, yo sigo a un tipo en twitter que actualiza estadísticas todos los días) se dan siempre números globales, y no per capita. Eso es un engaño evidente. Creo que debieran ser siempre per capita, y además debiera analizarse por densidad poblacional: Por eso New York, hiper denso, tuvo el desastre que tuvo. En Santiago se están informando el total de casos por comuna, pero lo relevante sería el total del casos PER CAPITA por comuna, y eso además complementado por el tamaño en superficie de esa comuna: si hay 1000 casos per capita en una comuna extendida como Lo Barnechea (80 habs/ha?), no es lo mismo que los mismos 1000 casos per cápita en una chica como San Joaquín (300 habs/ha?). La posiblidad del virus de propagarse en la segunda es mucho más grande. Para que hablar si la cifra es global y no per capita: si en el mismo San Joaquín (que viven menos de 100.000 personas) hay 1000 casos totales, y Las Condes 2000 (donde viven más de 300.000), es la primera la que está más contaminada, no la segunda.
  4. Bueno, es bastante simple: si son pocos habitantes, bastan unos pocos casos para que el número salte, como el caso extremo de El Vaticano. Tiene 800 habitantes registrados, 12 enfermos, por tanto su tasa por millón es de como 15.000. Yo le doy el corte en un millón para validez de tendencias; eso, reconozco, deja afuera a un par de países relevantes: Islandia y Luxemburgo (320 y 625 mil habs), pero no cambia el fondo del asunto.
  5. Yo veo más la media de 7 días, porque la de 3 es muy volátil (incluso se puede ver los efectos del menor testeo de los fines de semana), la otra marca con más precisión la tendencia, creo.
  6. Con los datos informados hoy domingo llegamos a una tasa de crecimiento diaria (media 7) de 229 casos/millón (récord anterior: España con 169; país que nos sigue: Perú que acaba de alcanzar los 170). En cantidad total de casos subimos al 13vo, por sobre Canadá. En la estadística realmente relevante: casos per capita (casos por millón), también somos el 13vo más contaminado, pero en acá yo no contaría los países muy pequeños, de menos de un millón de habitantes que distorsionan la cifra (por ej: con 12 enfermos, el Vaticano nos triplica en tasa...). Por lo cual en realidad somos el 7o más contaminado, con una tasa de 5.219/millón. Es muy probable que en una a dos semanas pasemos al menos al 4o lugar, por sobre Singapur, España e incluso USA. Los otros tres más contaminados son todavía países de poca población, todos del golfo pérsico: Kuwait con 4.2 millones de habitantes y tasa de 6.300; Bahrain con 1.7 millones y 6.700; y el caso totalmente anómalo de Qatar, con 2.8 millones de hab y la altísima tasa de... 17.800 casos/millón! (pero muy pocos decesos). El país grande más contaminado es España (47 millones de habitantes), con tasa de 6.128/millón. Ese que veíamos con dolor y espanto cuando esto empezó. Sin embargo, ellos prácticamente pararon el crecimiento, mientras nosotros lo estamos haciendo a las tasas más altas del mundo. Todo esto era previsible: hace unas semanas de hecho estimé en otro post que llegaríamos a 100.000 a fines de mayo y tasas de 240, cosa que virtualmente cumpliremos mañana, con los datos de cierre de mayo. Otro aspecto relevante es que los países del hemisferio norte lograron curva descendente a partir de la segunda a tercera semana de confinamiento. En Chile creo que nuestro crecimiento se prolongará por más tiempo: partimos cuarentenas con carga de contagiados mucho, mucho mayor; estamos entrando en el invierno; y el factor hacinamiento (no urbano sino intra domiciliario) es obviamente mayor que en Europa. Lo preocupante es que aún sin esta prolongación del crecimiento ya llegaríamos a unos 250.000 infectados para fines de julio (para tasa de contagiados cercana a 13.000 por millón...), por el arrastre que toma que caiga la curva. Pero si no empezamos a bajar marcadamente los contagios en una semana más, será mucho más que eso. Estas cifras ya configuran una situación que creo que es incuestionable: se ha hecho un muy mal diagnóstico, y con ello una estrategia totalmente equivocada del manejo de la pandemia. Es sorprendente a estas alturas del partido, y con toda la data que hay, titulares como hoy de El Mercurio sigan tan perdidos: se sorprenden que a pesar de estar 10 días en cuarentena sigamos creciendo en contaminación diaria, cuando es cosa de ver lo que pasó en otros países para saber que esto era precisamente lo esperable, por al menos una semana más (o mucho más, según lo dicho antes). Ya no sé si hay mucho más que hacer; solo espero que se haya aprendido algo, se vea en detalle lo que pasará en Europa y USA con la segunda oleada de contaminación, y saquemos lecciones de ello.
  7. Tengo un amigo del cual sospecho que escucha más como suenan sus equipos que su música . Pero de repente me manda datos buenos para ambas cosas, como este de la percusionista Robyn Schulkowsky y el muy conocido trompetista Nils Peter Molvaer - 'Hastening Westward'. Uno tiende a pensar en que los discos con pocos instrumentos y percusión preponderante suenan bien, por definición. Bueno, no sé si siempre será así, pero si lo es, este suena mejor aún. Fenomenal, de hecho. ECM New Series, 1995
  8. LA CAGÓ!! no puedo creer que El Mercurio le pusiera 3 de 5 estrellas a esta serie. Esos weones no deben escuchar música. Para los del foro, un absoluto IMPERDIBLE!. Los primeros 5 minutos son simplemente magistrales (no solo la música, espectacular, sino el trabajo de cámara, un festín por si solo). Y después sigue igual de buena. Solo he visto dos capítulos, pero realmente los gocé. Cada serie que se está mandando Netflix, cual mejor que la otra, pero esta rompió todos los parámetros! puede que argumentalmente sea un poco débil (no sé todavía), pero aún si fuera malito, es un verdadero festín auditivo y visual. Por favor véanla conectados al mejor audio que puedan ponerle.
  9. peperino: estoy pensando en soltar mi Emotiva Stealth. Tiene todo lo que necesitas: volumen (con tremendo control remoto, pasos de 0.25db), entradas de todos los formatos digitales, salida xlr, y... entrada análoga, por lo que funciona como pre con todo lo necesario. De hecho, en eso lo estoy ocupando ahora. Yo encuentro que suena la raja además. wsp 9.9974.4225
  10. Corrección: Chile es, POR LEJOS, no el quinto sino el primer país con más casos por día, si se toman per cápita, que es lo que importa. No cuento a mini estados como El Vaticano o Gibraltar: En todo caso, parece que es por diseño de Mañalich.... ¿Por qué seguir las recomendaciones que han seguido sin excepción todos los demás países del mundo, cuando nosotros lo podemos hacer mejor? ... oops: Mañalich reconoció ayer que el haberte infectado ... no te daría inmunidad. Para poner las cosas en contexto: sacado de un artículo de El Mostrador del 9 de abril, cuando pararon cuarentenas, abrieron malles y ordenaron a los empleados fiscales volver a las oficinas: "Fuera de si estas medidas son "prudentes y razonables" o no, la evidencia sanitaria a la que alude el ministro para muchos resulta completamente desconocida. Los alcaldes no fueron informados y se sintieron pasados a llevar, la presidenta del Colegio Médico e integrante de la Mesa Social, Izka Siches, calificó de "oscuratismo" el manejo de los datos, y los equipos técnicos a cargo de la pandemia, al interior del propio Minsal, pasan del estupor a confesar su frustración. "Nadie se lo explica", "nos tomó por sorpresa al igual que a todos", "hay datos que deliberadamente no se entregan ni al interior de los equipos de salud pública", admitieron. La compartimentación de la información y la autocomplacencia al interior del gabinete del ministro, de la Subsecretaría de Redes Asistenciales y del mismo Gobierno, respecto a que "se están haciendo mejor las cosas que en otros países", ha llevado a expertos, funcionarios de la salud y de La Moneda a desconfiar del "triunfalismo" de Mañalich y de Piñera. A coro advierten las fuentes que no "es tiempo de cantar victoria", que es "temerario" liberar cuarentenas con "estimaciones matemáticas basadas en modelos no ajustados", aunque resulten ser muy favorables al momento político, pero que ignoran tres factores esenciales: que recién "estos últimos días" ha comenzado a aumentar el número de contagios en personas mayores de 65 años, que ante la primera gran exigencia regional –como la demandada en Temuco– el sistema de salud se enfrentó con el fantasma de la saturación y, lo más delicado incluso, que no ha llegado el invierno, donde la tasa de mortalidad en algunos países de Asia, Europa, además de Estados Unidos, se elevó de manera dramática, llegando a miles en pocos días. En este panorama incierto, según expresan diversas fuentes consultadas, no solo influyen las estadísticas sino también los rasgos de personalidad, como la desconfianza y la soberbia que hermanan al Presidente con su ministro de Salud: las formas de actuar, la resistencia al disenso y la crítica y esa predisposición a no "desaprovechar la oportunidad" cuando esta se presenta. Algo que para Sebastián Piñera implica la posibilidad de sacudirse de la sentencia de ser el Presidente peor evaluado de la historia reciente y, para Mañalich, la chance de salir airoso en el gran “el desafío” de su vida, por lo que no está dispuesto a permitir que nadie le arruine este reto. El poder sin contrapeso Hoy por hoy, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, es “todopoderoso” en el Gobierno y no solo por su consabida cercanía con el Presidente Sebastián Piñera, al ser también su médico de cabecera, sino que su condición de coordinador gubernamental para hacer frente a la pandemia del COVID-19 lo convirtió también en el personaje con más poder en la administración piñerista. “Hoy es el más importante y tiene más poder que cualquier ministro del Interior, se le ha dado manga ancha”, explicó un asesor de Palacio. En la derecha explicaron que el titular de la cartera de Salud es “muy parecido” al Jefe de Estado, no es muy hábil en el trato con las personas, es soberbio, desconfiado, trabaja con poca gente y rara vez se logra vislumbrar cuál es su motivación de fondo. “Por eso se llevan bien los dos”, afirmaron en RN. Por ello, además, en el entorno del Gobierno reconocieron que a nadie le sorprende que haya roces, choques y discrepancias internas sobre el manejo y las medidas que se adoptan. El punto es que –confesaron fuentes gubernamentales– en la práctica nadie hace un contrapeso real a las opiniones de Mañalich y en las últimas semanas, como se cerró cualquier espacio para el disenso, lo que ha sucedido –puntualizaron desde Palacio– es que quienes no están de acuerdo han optado por marginarse en vez de ir al choque o derechamente son marginados, como fue el caso de la exseremi de Salud de la RM, Rosa Oyarce, a quien se le pidió la renuncia mientras estaba en cuarentena. “Se está funcionando con el mismo criterio que en clínicas y hospitales, el doctor manda y todos hacen lo que él dice. En el Gobierno es lo mismo hoy, Mañalich está aplicando esa lógica y se hace lo que él dice, él es el doctor”, afirmó un asesor gubernamental. Eso no significa que en círculos del Gobierno y en la derecha no haya reparos a las decisiones del secretario de Estado, porque consideran que están carentes de “calle”, de criterios de realidad. “El problema es que Mañalich no entiende las lógicas como la ciudadanía, especialmente los sectores más vulnerables, donde hay ausencia del Estado. Él ha sido un médico de la elite y del poder”, explicó un RN histórico. Un ejemplo claro de ello es haber puesto –tras la salida de Luis Castillo– como subsecretario de Redes Asistenciales a Arturo Zúñiga, alguien de toda su confianza, ya que fue su jefe de gabinete en el Minsal durante la primera administración piñerista. Si bien el ingeniero comercial tiene experiencia en la salud privada –fue gerente general de la Clínica Los Andes– y un acabado manejo de cifras, según le reconocen en la propia oposición, carece de experiencia y conocimiento de la realidad de la salud pública y posee una mirada excesivamente técnica. Hay otro elemento que no es menor en un contexto de tensiones y liderazgos complejos. En el Gobierno explicaron que con el ministro Mañalich siempre “ha existido una tensión soterrada” sobre su figura, porque permanentemente tiende a pasarse de la línea, entrar en otras áreas como la política, tal como sucede con entrevistas en medios de comunicación en las que habla más como ministro del Interior o un primer ministro, que como la autoridad del Minsal. “Es comilón con la pelota, siempre termina pasándose de revoluciones”, apuntan. Disparidad de criterios: el caso de la hidroxicloroquina Aunque Mañalich estaría convencido de que los cuestionamientos a su manejo y las medidas están reducidas solo al mundo de los alcaldes, y que ellos están motivados por intereses electorales más que sanitarios, las continuas diferencias entre los equipos técnicos con el ministro de Salud y su gabinete, van más allá de problemas en el trato, hablan más bien de disparidad de criterios técnicos y epidemiológicos, que podrían tener incidencia directa en cómo se está efectivamente conduciendo el problema de la pandemia. Los problemas se han suscitado, incluso, con aquellos colaboradores técnicos que son de la misma línea política del ministro. "La misma María Teresa Valenzuela, quien fue candidata a ser ministra durante este Gobierno, insistió de manera vehemente, en su momento, que había que decretar cuarentena total, pero si Mañalich desoye a sus propios correligionarios, entonces no hay mucho más que hacer", confiesan con frustración fuentes del Minsal. Una de las razones de esta disparidad, más allá del estilo personal del ministro, estribaría en el déficit de de competencias en algunas áreas de Mañalich. "Las decisiones que adopta, en consecuencia, lo hacen ir en contra de lo que su propio equipo técnico recomienda", sostienen. Un ejemplo concreto de esto se dio entre la última semana de marzo y la primera de abril, cuando salió un documento del Ministerio de Salud dirigido a los equipos de redes asistenciales, en el que se indicaba el manejo que se debían tener los pacientes con COVID-19. En este documento se recomendó la prescripción del fármaco hidroxicloroquina, un medicamento para la malaria que se cree que puede funcionar, porque básicamente disminuye la actividad de una célula específica, que se encuentra muy activada dentro de la neumonía por COVID-19. La recomendación, que provino del propio ministro, fue que este fármaco sea administrado a todos los pacientes que estuvieran en condiciones graves, sin importar sus características personales como la edad o enfermedades preexistentes. El punto es que antes que fuera enviado el instructivo, los equipos de Salud emitieron un informe en donde fueron taxativos respecto a que no era recomendable prescribir este medicamento a todos los pacientes, puesto que los riesgos de sus efectos adversos, como la arritmia en pacientes mayores de 65 años, podrían ser superiores a los supuestos beneficios. "Eso era algo en que todos los equipos técnicos estaban alineados, pero cuando el documento final salió lo hizo desconociendo la opinión técnica. O sea, se instruyó prescribir el medicamento a todos los pacientes críticos, cuando no se tiene la suficiente evidencia de que funcione. De hecho, la gente de Salud Pública no podía creerlo cuando salió el documento. Esto o lo cambió el ministro motu proprio o fue al interior del gabinete". Consultado al respecto este jueves en la entrega de reporte diario del coronavirus en Chile, Mañalich señaló que “hay reportes, no suficientemente sólidos, del uso de hidroxicloroquina en pacientes afectados por Covid-19, por el virus SARS-CoV-2 (…) pero dado que algunos estudios dicen que podría tener alguna ventaja en pacientes hospitalizados graves para acortar su enfermedad, típicamente a los enfermos conectados a ventilador, es que hemos comprado dosis suficiente y anticipada, porque ya escasea en el mercado mundial, y Cenabast tiene dosis para tratar hasta 300 mil personas y está distribuyéndolas para precisamente la indicación que estoy comentando”. Los datos "deliberadamente" restringidos Desde el Departamento de Epidemiología confiesan que es muy complejo para la salud pública que no exista concordancia entre la información que los equipos técnicos recomiendan entregar y lo que finalmente deja sacar el ministro a la luz pública. "El ministro elige lo que se publica y lo que no, y ese ha sido un problema muy grave desde el principio de la pandemia, porque mucha gente quiere saber los datos actuales, y qué datos se pueden necesitar, por ejemplo, para efectos del modelamiento matemático. Y en ese sentido hay elementos que se están ocultando deliberadamente", advierten fuentes al interior del Minsal. Uno de estos datos, que podría resultar muy contraproducente a la hora de tomar medidas oportunas –sostienen las fuentes consultadas–, se da en el ocultamiento de la cantidad de exámenes o testeos PCR que se encuentran pendientes. Los datos, que aseguran maneja el gabinete de Mañalich "bajo siete llaves", tendrían directa incidencia en los informes oficiales que a diario comunica el Gobierno, ya que, al desconocer la cantidad de exámenes que la red de salud no alcanza a procesar debido a la alta demanda de solicitudes, es imposible estimar si la curva de contagios decreció o no, ya que "en estos casos pendientes pueden haber el doble de positivos", afirman. "Si tú tienes mil personas que requieren el examen y de esas solo se pueden hacer 500, lo más probable es que concluyas que hay 100 positivos, pero si tú pudieras realizar los mil, tu número positivo real sería probablemente de 200. Entonces, ahí puedes decir que los números que tienes son mejores que los de España o los de Italia". Esta situación es precisamente lo que estaría ocurriendo en Temuco. "Si se le pregunta a la gente de allá en donde está lo más grave de la situación, te dirán, junto al tema de las camas críticas, que no tienen la capacidad de realizar todos los exámenes que están llegando, que están sobrepasados. Y esos exámenes no se están redistribuyendo al nivel central, donde se debieran resolver y en donde sí existe capacidad y disponibilidad para hacerlo". "Ese es un número que no se publica ni se informa a los equipos epidemiológicos", sentencian. La falta de cautela Una de las grandes controversias en el tema de los datos con los que el Gobierno saca sus conclusiones, es que " la foto que se estaría sacando en este momento" responde al hecho de que las personas que se han contagiado en la Región Metropolitana han sido principalmente jóvenes, de nivel socioeconómico alto y que no van a tener grandes problemas por efecto de esta infección. El problema que se avecina, advierten, se estaría dando recién ahora, con el aumento de contagio en personas mayores de niveles socioeconómicos más bajos. "El estado basal de su inmunidad, de sus enfermedades, las hacen más vulnerables y, segundo, que la respuesta del sistema público va a ser un poco más lenta. Si bien vamos a tener más casos en el sector oriente, vamos a tener más muertos en el sector sur. Y eso es algo que debería haberse considerado en la decisión de cuarentena. La mayoría de las personas que se están movilizando no pertenecen al sector oriente y van a ser quienes están más expuestas", comentan. En ese escenario es muy posible que se esté subestimando el número de personas que están con la transmisión del virus. "La mortalidad esperada todavía no existe, porque no hemos tenido suficientes personas homogéneamente distribuidas. En Italia fue distinto porque tenían más personas mayores en eso momento infectadas, en Chile, hace unas semanas, el gran grueso de las personas infectadas eran personas con un nivel socioeconómico alto y jóvenes, pero recién ahora van a circular grupos de mayor edad y recién ahora vamos a ver el grado de mortalidad". Lo preocupante –añaden las fuentes del Minsal que prefieren mantenerse bajo reserva– es que en esta ecuación aún no se suma el invierno y tampoco se incorporan las variables de contaminación atmosférica en la zona centro sur, debido a que la calefacción a leña es altamente tóxica y hace disminuir la inmunidad de la población de alto riesgo. "Yo creo que lo que acá hay es una manipulación para dilatar la toma de decisiones", concluyen.
  11. todavía buscas? Me está sobrando un Project Phono box S, negro, compatible con MM y MC. $90.000. Está impeque.
  12. Hace unos días este mismo gráfico mostraba que nos estábamos acercando a las cotas máximas puestas por España (169). Ya la pasamos con creces, tenemos el máximo de crecimiento registrado en cualquier lugar y lo seguiremos subiendo por al menos una a dos semanas. Y este gráfico no computa los 4900 casos de hoy (que nos lleva a 199). Espeluznante. El momentum que estos datos proyectan indican que llegaremos a una incidencia general (no crecimiento como muestra esto) del orden de 13.000 casos / millón. Islandia con 5.280 y España con 5.000 tienen los máximos registrados hasta ahora (no incluyo mini estados como San Marino o Gibraltar).
  13. Evaluando nuevo ampli de phono con esta obra maestra: Jehro Tull - Thick as a Brick. Uno de los discos que más me ha marcado.
  14. Si, el desconocido (para mí) no era Iggy Pop, por supuesto, sino los otros. Aún sin Iggy el disco sería muy bueno igual. Con el Iggy, mejor aún.