Saltar al contenido
Pegar imágenes en el foro, mediante equipos móviles ×

Qué improvisación o discos de estudio estan escuchando ahora?


Tomhate

Recommended Posts

[quote name='jsc010' date='02 December 2015 - 01:26 PM' timestamp='1449073570' post='328705']
Love Supreme o el evangelio segun John Coltrane.

[img]http://www.jotdown.es/wp-content/uploads/2013/12/a-love-supreme-john-coltrane.jpg[/img]

Coltrane es dificil, especialmente su epoca free, que para mi es infumable.
Pero Love Supreme es un discazo, ademas es el registro vivo de la profunda espiritualidad de Coltrane, es cosa de ver la foto de la tapa, mirando el horizonte, lo inescrutable.... :lol:
Es un disco casi sicotrópico, bien hipnotico.

Es durito, pero se puede hacer mas llevadero leyendo el contexto de la vidad de Coltrane. Miren este video de la última canción Psalm, es realmente un salmo cantado con el saxofon, alucinante.

https://www.youtube.com/watch?v=BmbWRZfOgwc

Recomiendo leer este articulo para adobar la escucha, http://www.jotdown.es/2013/12/a-love-supreme-el-evangelio-segun-john-coltrane/
[/quote]

Si algo no hemos ocultado en nuestra ya extensa aventura en el ciberespacio es que nos gusta, y mucho, el jazz. Pero no sólo nos gusta por los típicos motivos estrictamente musicales, claro. Obviamente que la libertad, el desparpajo y la innovación que son la marca característica de este estilo desde su génesis misma lo hacen terriblemente atrayente para aquellos que van hacia la música popular contemporánea y en lugar de zambullirse en su vórtice prefieren empaparse de sus orillas, acudiendo a los extremos en un esfuerzo consciente por escapar de la densa marea de la irrelevancia a la que la mayor parte de la música que escuchamos parece condenada. Pero hay algo -mucho- más que improvisaciones, ritmos y acordes en el corazón del jazz, queridos amigos, y eso es lo que desde aquí hemos buscado con denodada insistencia desentrañar. Hay algo que lo hace el género decano ya no de la música popular sino de una porción que acá nos es de particular interés, la música negra estadounidense. Ese algo es, en realidad, una combinación de factores, pero todos ellos confluyen en un hecho fundamental: que el jazz es la expresión más acabada de los sentimientos de los negros en Estados Unidos, de esa combinación de opresión y discriminación perpetuamente combatidos con un ánimo expansivo y alegre, que siempre recurre al arte como escape y expiación. En numerosas ocasiones hemos hecho el ya consabido camino a través de la historia de la música negra en aquel país del norte, desde los campos de algodón hasta los clubes de jazz y de nuevo a las calles, y esta historia es siempre dueña de un denominador común. Justo cuando más se encierra y compartimenta a la música negra, justo ahí es cuando esta vuelve a emerger con más pasión y más fuerza, más arrojadiza y aventurera que nunca. No es poca resiliencia esa de andar siempre aguantándole los trapos a lo que dicta el mercado, enfocándose más en representar en formas musicales el eterno sufrimiento de un pueblo siempre menoscabado, maltratado, tratado como si fuera de segunda. Cuánto sufrimiento han tenido que pasar los negros en Yanquilandia, amigos, y cuánto le habrán servido de bálsamo músicas como la que presentamos hoy, tal vez una de las más trascendentales de la historia; de nuevo, no sólo por sus elementos musicales vanguardistas y ambiciosos sino por su fortísimo canon espiritual y filosófico. Resulta fascinante no poder separar a este material de aquella significancia, pues es en ella que se retroalimenta la importancia que tuvo y que, por supuesto, aún reviste hoy cuando se lo contrapone al largo y sinuoso recorrido del jazz. Por inclasificable, por rupturista, lo que hoy encontramos aquí halló su propio camino en derredor de esos márgenes a los que nos referíamos y desde ellos se expandió, entrando de forma definitiva e indeleble en la memoria colectiva como una de las grandes manifestaciones de la cultura de masas, uno de esos momentos donde lo terreno se encuentra con lo sublime. Hizo falta mucha inspiración, por supuesto, y mucho recorrido. Pero por sobre todas las cosas, lo que demuestra la existencia de álbumes como A Love Supreme es la convicción de que las ideas son las que salvarán a las almas de su otrora inextricable destino, que si existe el ánimo de superarse existirá con él también la liberación. Escuchar estas músicas hoy, a más de cincuenta años de su aparición original, remite de manera directa a aquella experiencia redentoria que debió ser el eje y el significado de su creación. Pocas grabaciones pueden transmitir tantos sentimientos, tanto ideal contenido, y es por eso -entre otras cosas- que hablamos de A Love Supreme como una de las obras más importantes de la cultura negra: porque sabe expresar perfectamente todo cuanto concierne a ser parte de ella en un lugar y un tiempo tan convulsionado como ese, y también, como este.
A Love Supreme salió en febrero de 1965 por Impulse!, aquella subsidiaria de ABC que el inefable Creed Taylor había fundado a principios de la década y que gracias justamente al propio John Coltrane -hacedor del álbum que hoy les presentamos y adusto rostro que adorna estas palabras, por si hiciera falta introducción alguna- había logrado en muy pocos años salir adelante. En efecto, después de la salida de Taylor en 1961 (rumbo a Verve, y con él rumbo a la bossa nova y la revolución del jazz brasileño y latino que aquí cronicamos sobradamente) el bueno de Bob Thiele agarró la manija y dio a Impulse! su tono característico: lejos de las ambiciones comerciales de la mayoría de los sellos de la época, se trataría de una discográfica orientada a los álbumes completos, con un énfasis particular y acendrado en la edición de compositores e instrumentistas que desafiaran los límites y convencionalismos de la música de la época. Esta visión contrapeluda de la industria le permitió a Impulse! destacarse por entre sus muchos coetáneos, y mucho tuvo que ver en este brillo el improbable pero seguro éxito comercial y crítico de un ya afamado ex saxofonista de Thelonious Monk y Miles Davis llamado John William Coltrane. Trane, como lo llamaban, había tenido algún suceso como solista a partir de su único disco para Blue Note Blue Train (que grabó en medio de su exitosa residencia como acompañante de Monk en 1957) y de su primero para Atlantic, Giant Steps, de 1960. Pero no fue hasta que -en una movida con muchos cojones- Impulse! decidió comprarle su contrato a Atlantic que Coltrane encontró el vehículo preciso para desarrollar todo cuanto había querido plasmar en sus aventuras musicales. Por más interesantes que fueran sus álbumes anteriores, siempre había en ellos una sensación de que Coltrane estaba en el medio de una suerte de ascensión, un camino hacia la exaltación de su música ya no sólo como vehículo de su creatividad e inspìración sino como reflejo mismo de su alma. Se trataba de uno de los músicos más inventivos de su generación, un tipo que había migrado con efectividad de un estilo más ajustado hacia una flexibilidad impensada, su sonido transformándose en una vertiente repleta de cascadas de notas en rápida expansión, perdiéndose y reencontrándose para mutar y renacer. A esto le había sumado nuevas sonoridades con el uso -bastante polémico para la época- del saxo soprano, un instrumentito que muchos intentan tocar pero que pocos pueden domar como lo hizo Coltrane entre el ‘60 y el ‘61, aumentando su rango de armónicos de forma potencial, inventando y descubriendo progresiones cromáticas inexploradas. Todo esto vio Thiele en él, y decidió que Impulse! sería la casa donde podría continuar en su búsqueda, convencido como estaba de que el free jazz era el sonido que se estaba viniendo (cuánta razón tenía). En el medio, además, Trane había encontrado un grupo que lo acompañaría magistralmente: su clásico Quartet, con McCoy Tyner en el piano, Jimmy Garrison en el bajo y Elvin Jones en la batería. En particular el sonido de Tyner -con sus pasadas aventureras y desencajadas por las más absurdas variedades armónicas- servía de delectable partenaire para un Coltrane cada vez más convencido de la necesidad de que cada performance fuera una expresión verdadera de la esencia del ser, una experiencia extramusical, más bien apuntada a lo espiritual. Esta actitud, que había dejado perplejo a más de uno por su extravagancia y desafiante sonido, fue sin embargo el pasaporte de John a su opus magna. A Love Supreme se estructura como una suite en cuatro movimientos, cada uno de ellos representando una de las estaciones por las cuales el alma de un hombre debe pasar en camino a su purificación. “Acknowledgement” (”Aceptación”), la primera sección, demarca con sus cuatro notas transpuestas deliciosamente y su mantra -cantado con delicadeza y sensibilidad por el propio Coltrane- la estructura formal y el contenido espiritual que reina en un álbum que es mucho más que la suma de sus partes. Se trata posiblemente de uno de los manifiestos más definitivos de un alma en ascensión, un ser demasiado elevado para pertenecer a este planeta en su primer paso hacia el próximo plano.
Que bueno que haya dejado declaraciones como A Love Supreme en su paso por este, la verdad.

fuente www.demidiscoteca.cc

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios

  • Respuestas 5,2k
  • Created
  • Última respuesta

Top Posters In This Topic

[quote name='jsc010' date='02 December 2015 - 01:26 PM' timestamp='1449073570' post='328705']
Love Supreme o el evangelio segun John Coltrane.

[img]http://www.jotdown.es/wp-content/uploads/2013/12/a-love-supreme-john-coltrane.jpg[/img]

Coltrane es dificil, especialmente su epoca free, que para mi es infumable.
Pero Love Supreme es un discazo, ademas es el registro vivo de la profunda espiritualidad de Coltrane, es cosa de ver la foto de la tapa, mirando el horizonte, lo inescrutable.... :lol:
Es un disco casi sicotrópico, bien hipnotico.

Es durito, pero se puede hacer mas llevadero leyendo el contexto de la vidad de Coltrane. Miren este video de la última canción Psalm, es realmente un salmo cantado con el saxofon, alucinante.

[media]https://www.youtube.com/watch?v=BmbWRZfOgwc[/media]

Recomiendo leer este articulo para adobar la escucha, [url="http://www.jotdown.es/2013/12/a-love-supreme-el-evangelio-segun-john-coltrane/"]http://www.jotdown.e...-john-coltrane/[/url]
[/quote]

Que buen disco, no lo habia escuchado. Se va a la lista de mis favoritos.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios

[quote name='ZHAR' date='22 December 2015 - 02:33 PM' timestamp='1450809194' post='331990']
[b]Pat Metheny - Letter from Home[/b]

[img]https://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/thumb/2/28/Letter_from_Home_(cover).jpg/220px-Letter_from_Home_(cover).jpg[/img]
[/quote]

Me encanta!

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios

[quote name='ZHAR' date='22 December 2015 - 03:33 PM' timestamp='1450809194' post='331990']
[b]Pat Metheny - Letter from Home[/b]

[img]https://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/thumb/2/28/Letter_from_Home_(cover).jpg/220px-Letter_from_Home_(cover).jpg[/img]
[/quote]

Muy buen disco.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios

  • 2 weeks later...

[img]http://cdn.discogs.com/fQg46LpmLsbvmDLPqGspwh4QTSc=/fit-in/600x533/filters:strip_icc():format(jpeg):mode_rgb():quality(96)/discogs-images/R-397730-1243687568.jpeg.jpg[/img]

Editado por Patagonia
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios

[b]Duke Ellington & John Coltrane[/b]

B) Un manjarshhhh!

[img]http://www.beautifulsongoftheweek.com/wp-content/uploads/2013/11/duke-ellington-and-john-coltrane.jpg[/img]

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Invitado
Responder en este tema...

×   Pasted as rich text.   Paste as plain text instead

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.

×
×
  • Crear Nuevo...